Los nuevos retos de la movilidad urbana

Posted on Actualizado enn

movilidad3

Medellín y el Valle de Aburrá ven crecer cada año a un ritmo abrumador su parque automotor. Cada año son matriculados en el territorio metropolitano 80.000 nuevos vehículos, generando una fuerte presión sobre la oferta de infraestructura que nos lleva repetitivamente al falso dilema de pensar que la solución ideal y exclusiva de movilidad es la ampliación de vías y la construcción de viaductos, puentes y pasos deprimidos.

En el Valle de Aburrá se matriculan mensualmente 6.600 nuevos vehículos, es decir, 220 vehículos diarios. Si continuáramos proponiendo la ampliación de la malla vial como política principal de movilidad, deberíamos construir diariamente alrededor de un kilómetro de nuevas vías, es decir, 365 kilómetros al año de nuevas vías, para atender las necesidades de movilización particular motorizada. El exalcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, compara la ampliación de la red vial y la congestión, con la obesidad y el tamaño de la ropa: se puede aumentar de talla, pero el problema de salud no desaparece.

En contraste con el acelerado crecimiento de la motorización, cada vez más ciudades del mundo -aún aquellas que se concentraron en la construcción de una amplia red de autopistas como símbolo de modernidad urbana- reconocen que la expansión de la infraestructura vial como respuesta al aumento de la congestión es insostenible e ineficaz, dejando a las ciudades inmersas en un círculo vicioso, pues es evidente que las nuevas vías son rápidamente copadas por el ingreso cada vez más acelerado, de nuevos vehículos.

Lo anterior supone la necesidad de un cambio del paradigma de la movilidad, en el que la ocupación eficiente del espacio urbano y las consecuencias ambientales del desplazamiento juegan un papel protagónico. El nuevo  -POT- sienta las bases de este nuevo enfoque para una movilidad sostenible, priorizando y protegiendo las formas de desplazamiento no motorizadas y en tanto, saludables, limpias y no contaminantes -como caminar y andar en bicicleta-, y promoviendo modos de transporte colectivos y masivos que permitan utilizar de manera eficiente el espacio urbano; todo ello en el marco de una invitación a la utilización eficiente y racional del vehículo particular.

En nuestro contexto, hablar de movilidad sostenible es hablar de equidad y de inclusión social. De los 5.6 millones de viajes que se hacen diariamente en el Valle de Aburrá, el 75% se realizan en transporte público, bicicleta o caminando. A pesar de ello, el 25% de los viajes motorizados individuales -carro y motocicleta- ocupan el 80% de la malla vial.

En materia de movilidad, los retos de Medellín y el Valle de Aburrá son enormes. Honrar el POT implicará invertir esfuerzos institucionales y presupuestales, en concertación y cultura ciudadana alrededor de la priorización del peatón, de las personas con movilidad reducida, de los ciclistas y del transporte público, con el fin de promover mejores y más seguras condiciones de circulación.

Ello implicará ampliar y conectar una red peatonal que permita acceso universal, proveer cicloinfraestructura para mejorar la seguridad de los ciclistas urbanos, destinar esfuerzos institucionales y financieros para tejer una amplia red de transporte público integrado, para así brindar una alternativa de calidad a todas y todos los ciudadanos, incluyendo a quienes hoy utilizan el transporte privado como modo principal de viaje y sufren las consecuencias negativas de la congestión.

En esta nueva etapa, no bastará destinar recursos para proveer una infraestructura que garantice accesibilidad universal a todos los actores, debemos avanzar en la transformación de los valores e imaginarios culturales relacionados con la movilidad y de la forma en que nos relacionamos con la ciudad y abordemos estos trascendentales retos, dependerá si podremos afrontar los tiempos venideros con territorios que apunten al caos y el colapso o a la sostenibilidad ambiental, el equilibrio territorial, la inclusión y el bienestar colectivo.

Un comentario sobre “Los nuevos retos de la movilidad urbana

    Hernando Medina M escribió:
    03/08/2015 en 10:43 am

    Doctor Eugenio: Con mucho respeto pero no es como lo están haciendo ahora como se combate el caos vehicular y se mejora la movilidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s