Planeación estratégica para Medellín

Posted on Actualizado enn

Este año se cumplirán 15 años de haberse acordado la carta de navegación que orientó nuestros destinos en las dos últimas décadas, el Plan Estratégico de Medellín y el Área Metropolitana -Pemam-. Creado mediante Acuerdo 46/96 del Concejo de Medellín, que le señaló un plazo de dos años para ser escrito, era su objetivo: “Impulsar un proyecto de ciudad que integre los esfuerzos aislados de la administración pública, del sector privado y la sociedad civil, y que promueva un liderazgo compartido para identificar a través del consenso creativo, los proyectos estratégicos del futuro de la ciudad”.

Aunque este documento no se consideró normativo, se señala que debe ser tenido en cuenta en los sucesivos Planes de desarrollo -de cada gobierno local- y en la formulación de los Planes de Ordenamiento Territorial de la ciudad -POT-. En su fase conclusiva, el Plan presentó 5 líneas estratégicas para el desarrollo de la ciudad y 106 proyectos derivados, de los cuales 40 fueron considerados prioritarios.

El Plan en su elaboración -1995-1999-, logró suscitar una participación social amplia y consultiva y una movilización entusiasta que se esperaba daría continuidad a las fases siguientes, pero esto no sucedió. “No se conocen a la fecha observaciones y criticas bien fundamentadas a sus procesos, resultados y proyectos. No ha habido evaluaciones detalladas de sus líneas estratégicas y de sus proyectos” -Balance del Plan estratégico de Medellín y el Área Metropolitana, 2009-. Algunas de sus propuestas han sido retomadas de manera aislada por administraciones municipales, por fuera de su marco estratégico y sin relación con un proyecto colectivo de ciudad.

El balance mencionado, fue contratado por la alcaldía del Municipio con la arquitecta María Clara Echeverría y la economista María Victoria Bravo -quienes habían participado en el proceso-. El extenso documento -330 páginas-, bien documentado y analítico, es un insumo muy importante para volver hoy sobre el Pemam, evaluar sus logros y retomarlo en momentos que son cruciales para el desarrollo sostenible de la ciudad y la región, en un marco nacional y global, complejo e incierto.

No es razonable ni conveniente desperdiciar lo allí logrado: se hace perentorio replantear lo allí consignado y situar los desarrollos y propuestas de dicho Plan, en las nuevas realidades -como bien dicen las autoras del Balance- del contexto urbano y regional, en el marco de una globalización creciente y ante el futuro nacional de cese del conflicto armado e inicio de un proceso que conduzca a una paz duradera y sostenible, con el fin de avizorar un futuro en el que el desarrollo sostenible del municipio sea posible.

Estamos, como dice el informe Millennium, en una fase histórica de transición tecnológica, social e institucional, en el marco de la globalización. Frente a ello, es perentorio el desarrollo de capacidades endógenas que permitan mayor inclusión social, fortalecimiento de lo público, inserción competitiva y sostenible en el escenario globalizado y generación de adecuados niveles de integración entre la ciudadanía -interacción- y entre ésta y el Estado -gobernabilidad- y el mundo global -glocalización-. En este contexto, los planes estratégicos y de desarrollo son herramientas poderosas de dimensión política y cultural, dirigidas al mejoramiento integral de las condiciones de vida de la ciudadanía, en términos económicos, sociales, físicos, ambientales y sicológicos.

Medellín ha logrado reconocimiento mundial como ciudad resiliente, que ha venido superando enormes conflictos y abriéndose a nuevas posibilidades. Ello debe ser mantenido y potenciado alrededor de una visión de futuro, de largo plazo, resultado de procesos de diálogo ciudadano y planeación estratégica, como los ya realizados en Medellín, el Área Metropolitana y el Departamento.

El Pemam debe ser esa herramienta poderosa, ese proceso integral organización-movilización, de diálogo y concertación ciudadana de los actores del desarrollo, de una visión de ciudad metropolitana y las estrategias para alcanzarla, pues la ciudad capital no puede ser ajena a la suerte de la región.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s