Independencia e identidad

Posted on Actualizado enn

En esta semana fue 20 de julio. Para muchos tal vez, un día de fiesta más, sin significado, sin valor. Hace un año celebramos con más pena que gloria, el Bicentenario de nuestra Independencia, 200 años de historia de una joven República que el 20 de julio de 1810, pidió a gritos nacer y vivir, para ser libre y respetada. No conozco el desarrollo de un proyecto de identidad nacional que exaltara la memoria de nuestros próceres. Una propuesta, que integrara plenamente a todas las regiones del país a un ideal común, a un concepto compartido de nación.

Decía Don Marco Fidel Suarez, que: “…el aisalmiento y la vida en la montaña, la selva, la costa, la llanura, producen en el hombre colombiano un amor exagerado por su terruño, por lo cual nuestro hombre de provincia suele darle a la palabra Patria, un sentido casi municipal”. La Patria tal como la vivimos y sentimos especialmente cada 20 de julio, es la única palabra capaz de conciliar, para una empresa común, las más antagónicas posiciones.

Treinta y tres porciones construyen la esencia de un común destino, de una misma grande Patria colombiana, que en maravilloso mosaico cultural y geográfico, se amalgaman en el amarillo de los dorados campos de trigo y cebada, en las mañanas andinas de Boyacá y Nariño. En el azul infinito de los cielos que en San Andrés o en el Choco costero, que lo mismo embruja y seduce. En el rojo fuego de los arreboles encendidos que en el Meta, el Vichada o el Guaviare, hacen de cada crepúsculo la cita cotidiana de Dios en su creación.

Colombia es mucho más que la sumatoria de sus partes. Es ella misma una nación, una cultura, un privilegiado medio geográfico y una economía en dinámica interrelación, con un mundo lleno de oportunidades. La fuerza y el capital más valioso están en su gente, sobre todo en la más anónima. Aquella que hizo posible la industria; la que sembró y cosechó el café, el plátano y las flores; la misma que con las uñas le arrancó a la tierra el oro, las esmeraldas, el carbón y le sorbió petróleo; la que sueña con cada amanecer; la que llora, la que sufre, la que goza, la que reza, la que pinta, la que innova, la que crea.

Colombia es un sentimiento que nos invade y nos sobrecoge. Es un himno heroico que invoca la Gloria que nunca marchita el júbilo que jamás morirá. Es canción, es folclor, es paisaje, es gastronomía que nos identifica y nos une, aun en la distancia de un exilio forzoso o voluntario. Es vivir plenamente las hazañas de nuestros deportistas y la consagración de nuestros científicos. Es llenarnos de orgullo desde las letras inmortales de sus prosistas o poetas, hasta las pinceladas de color de nuestros artistas.

Colombia es pluridiversa y multicultural, en síntesis ese tricolor que se teje sobre nuestro horizonte y que hoy cruza desde Providencia al Guainía, desde El Cabo de la Vela hasta Leticia, de Malpelo hasta el Arauca, toda nuestra geografía de un millón doscientos mil kilómetros cuadrados, con 46 millones de corazones palpitantes y otros 5 millones esparcidos por el mundo. Una Patria con más de doscientos años de búsqueda de un digno lugar bajo el sol, entre los pueblos libre de la tierra.

Una Patria que requiere generar condiciones identidad, de nacionalidad. Se hace urgente combatir en nuestras regiones, la tendencia hacia un aislamiento autárquico e indolente. Inyectar en nuestras sociedades factores positivos externos, que puedan renutrirlas, vigorizarlas, hacerles sentirse arte y parte de un proyecto común llamado Colombia, que estimule la vida de todas sus regiones, que cree derechos y ofrezca oportunidades de justicia sobre la base de la concertación de responsabilidades y esfuerzos compartidos entre todos los sectores y actores de la Nación.

Un comentario sobre “Independencia e identidad

    IVAN DARIO LOPEZ A. escribió:
    07/27/2011 en 9:28 am

    Lo que el país necesita es justicia que los jueces correctos paguen por los fallos amañados y politiqueros, que se exijan en la ley que el amiguismo no sea un motivo para los fallos, que el pueblo se sienta seguro de sus gobernantes, de su justicia de sus fuerzas armadas que el colombiano tenga un motivo para votar para escoger sus mandatarios, que sea feliz viviendo en un país sano y disfrute de todo lo que es Colombia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s