FUTBOL S.A.

Posted on Actualizado enn

Imágen tomada de www.futbolocura.com
Imágen tomada de http://www.futbolocura.com

Actualmente cursa en el Congreso de la República un proyecto de Ley que pretende avanzar en la transformación jurídica, tributaria y social de los equipos de fútbol para que logren ser las empresas sólidas, transparentes, participativas y democráticas que sus aficionados han soñado.

Desarrollar la iniciativa que hace trámite con el propósito de ajustar las finanzas de los equipos, afinar el modelo para impulsar la participación que garantice fortaleza económica y al mismo tiempo transparencia en la procedencia y en el manejo de los recursos, es una responsabilidad ineludible del Congreso, a la que esperamos poder aportar desde el Senado, nuestra mirada, ideas y experiencia en el fomento y promoción del deporte y la recreación de los ciudadanos.

El fútbol puede ser un gran generador de desarrollo si se inicia su transición cuidadosa hacia la figura de empresa, más concretamente de sociedad anónima, con régimen especial, mediante un modelo que les permita a los equipos de fútbol profesional, atender las responsabilidades como corporaciones deportivas y culturales, sobre todo en la formación de nuevos jugadores y en la promoción de hinchadas contemporáneas, comprometidas, participativas, creadoras y animadoras de los mejores comportamientos en el fútbol y propietarias de su equipo del alma.

Muchos equipos de fútbol colombiano hacen grandes esfuerzos través de sus propias escuelas para formar futbolistas que hacen que el país aparezca como capaz de convertir el inmenso potencial físico de sus futbolistas en talento que hace grande al deporte y enriquece sus posibilidades de desarrollo, lo que contrasta con la necesidad de ofrecerles a los aficionados en su afán de victoria y entusiasmo, espectáculo, capacidad técnica, deportiva y competitiva, para lo cual requieren consolidarse al mismo tiempo como empresas rentables social y económicamente. Nuestro fútbol se encuentra, pues, en un momento que justifica mayores esfuerzos para acrecentar su nivel como fuente de alegría y esperanzas de los colombianos y convertirlo en un pilar del desarrollo en tanto empresa organizada y rentable para sus inversionistas y para el país.

Se requiere un modelo que combine una estructura económica y jurídica que les permita encontrar el respiro que el fútbol necesita, que de acuerdo con sus fortalezas e inversiones rentables socialmente y gestiones eficientes y transparentes, les garantice exenciones tributarias para que trabajen con ímpetu como verdaderas empresas deportivas en la generación de sus propios ingresos, apelando a la figura de sociedades con amplia participación ciudadana, que puedan desarrollar todo el potencial de negocios que tienen los equipos de fútbol como empresas deportivas.

Es esencial por lo tanto, que el Congreso de la república pueda diseñar con mayor celeridad, un régimen de transición para convertir los actuales derechos deportivos de estas corporaciones deportivas y culturales en acciones de sociedades anónimas, las mismas que pueden salir luego al mercado de hinchas, bajo reglamentos de emisión estrictos y vigilados por la Superintendencia de Sociedades, a fin de que se consiga alcanzar el verdadero propósito de todo proceso de democratización, que es el tener la propiedad en manos de una amplia mayoría de personas que participarán en igualdad de condiciones en la posesión de los títulos de propiedad de su equipo.

En la fase de consolidación de los equipos de fútbol como sociedades anónimas de régimen especial, estos deben contribuir al empoderamiento de sus socios para que cada uno asuma su derecho a voz y voto en las asambleas estatutarias y delegue mediante el voto, su representación en las juntas directivas. De este modo, la participación y la vocería de los hinchas en los equipos no obedecerían a la volátil buena voluntad de algunos de los directivos, si no que sería respuesta estructural para reconocer el conocimiento de su equipo, el respeto por la camiseta y el potencial creativo de los aficionados y recibir para el crecimiento de todos, los beneficios de las discusiones amplias y generosas que trae la participación ciudadana.

La transformación de los equipos de fútbol en sociedades anónimas, que ha venido haciendo carrera en países tan respetados por Colombia como Chile y España, le dará a los empresarios, patrocinadores, periodistas y miembros del mundo del deporte, la confianza en el buen desarrollo de los equipos, gracias a que su figura y conformación los hacen transparentes y visibles, mediante la documentación que estaría al alcance de los organismos del Estado y de los ciudadanos y, sobre todo, gracias a la participación de los hinchas, que será la mayor garantía de su transparencia.

El sentimiento, la adhesión a la camiseta, la alegría con la bandera, la admiración por los deportistas, el disfrute compartido del triunfo y la solidaridad en el fracaso, revelan al hincha de fútbol como ser humano abierto a compartir con los otros, a involucrarse en procesos participativos y a comprometerse con sus esperanzas y sueños. El fútbol vive y vibra con su hinchada. Ellos y ellas, personas entusiastas de todas las edades, de todos los sectores, de todos los intereses, de todas las condiciones, lo hacen grande con su entusiasmo, con su participación, con su pasión. Porque los hinchas que hacen vivir el fútbol, merecen mayor protagonismo e incidencia en su gestión y manejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s