Necoclí, 500 años de historia y olvido

Posted on Actualizado enn

La primera etapa, un 20% de la restauración y modernización de la casa de la cultura que el Ministerio del ramo se prepara para inaugurar, es, por ahora, el único regalo visible que el país prepara para conmemorar el Quinto Centenario del primer poblado español en Colombia, Necoclí. Un evento deportivo planeado por empresas privadas y las tradicionales Fiestas del Bullerengue hacen parte del muy pobre programa en honor a la memoria de que, en 1509, don Alonso de Ojeda fundó a San Sebastián de Urabá, primer poblado mestizo de Colombia, hoy Necoclí.

La “Casa de las culturas”, va a representar el encuentro entre culturas que cada día se renueva y vivifica entre los mestizos, mulatos, indígenas y afros que pueblan y llenan de vida ese territorio. De ellos nace la multiculturalidad que nos hace únicos en el mundo. Por ellos, el hecho de que se haya iniciado esta construcción es una noticia trascendente. Sin embargo, esta propuesta de la comunidad, impulsada por el Ministerio de Cultura no debería ser la iniciativa exclusiva y preponderante con la que el país celebre este grandioso momento.

En el Ministerio de Cultura están esperando que la Alcaldía de Necoclí entregue el proyecto de construcción de la segunda etapa de la Casa de las Culturas, iniciativa que ha contado con el empuje de funcionarios nacionales que valoraron su concepción y diseño como lugar de encuentro de los habitantes locales en torno a la creación y la vida. Para las gentes de la zona, esta obra-regalo se ha convertido en potencialidad de desarrollo de su talento creador, que entre poblaciones de culturas diversas es más amplio incluso que su potencial productivo.

Pero en ese hermoso lugar, donde se siente plenamente nuestra condición de “mejor esquina de América”, los errores, desaciertos y abandonos parecen conjugarse como piezas de una confabulación contra la que pudiera ser una de las experiencias de olvido y esperanza más apasionantes de nuestra historia. Después de 500 años apenas comienzan a aparecer planes para la construcción del acueducto municipal, hecho que por demás amerita juiciosas investigaciones porque el Municipio ha recibido en varias oportunidades recursos para la ejecución de ese proyecto.

Esa no es la única iniciativa trunca. El gobierno de “Antioquia Nueva un Hogar para la Vida” dejó financiada la construcción de 927 mejoramientos de vivienda, un proyecto de $3.000 millones. Las noticias más recientes indican que las casas nunca fueron techadas y que se están deteriorando de manera acelerada sin que las autoridades se hayan preocupado por concluir una iniciativa de mejoramiento de la calidad de vida para las gentes de Necoclí.

El hospital local es otra de las grandes frustraciones. La primera etapa de la edificación fue concluida en el año 2007, en proyecto conjunto de la Gobernación y la ESE San Sebastián de Urabá, que contó con amplia participación ciudadana y sobre el que el sindicato de trabajadores hospitalarios manifestó total aprecio. La falta de transparencia en la construcción de la segunda etapa, las denuncias sobre las irregularidades en contratos con auxiliares de enfermería han empañado a una institución pública que debería ser símbolo de las gentes del norte de Urabá.

Los habitantes de Necoclí llegan a estos 500 años, luchando por sobrevivir como personas y como un grupo social con grandes cualidades. La falta de oportunidades y las amenazas de los grupos criminales asociados al narcotráfico y la corrupción administrativa se han convertido en barreras para que sus habitantes encuentren un norte para sus vidas y puedan disfrutar plenamente del desarrollo, del bienestar y del esplendor de la naturaleza.

Mientras en Necoclí se suman descuido y desesperanza, los gobiernos Departamental y Nacional y las autoridades de control se hacen de la vista gorda, abandonando a las gentes del norte de Urabá a que se defiendan como puedan, aprendan del mal ejemplo que ofrecen quienes actúan libremente traicionando la confianza de la ciudadanía, desfalcando al Estado y destruyendo los pocos tejidos y proyectos que se han levantado contra viento y marea para intentar dar a la ciudad pionera el lugar que realmente merece en la historia del país. Para nosotros resulta trascendental despertar la conciencia de los colombianos y trabajar sobre reformas y transformaciones sociales.

Mientras la Alcaldía de Necoclí mira pasar impávida tantos horrores, las gentes de la ciudad intentan preservar la economía agropecuaria legal y la pesca libre de contaminaciones con el narcotráfico. Y lo hacen revestidas de enorme fuerza de voluntad y de fe en un futuro que no han visto aun aparecer, porque su pasado y su presente rodeados de pobreza, violencias, delincuencia y desgobierno los invita a descuidar sus obligaciones con la sociedad decente.

Creemos que las gentes de Necoclí merecen más apoyo que la construcción de un edificio, que una eventual visita gubernamental o migajas de los presupuestos. En reconocimiento a su historia, es imperativo impulsar nuevas formas de desarrollo fundamentadas en proyectos ético-políticos que reconozcan la fuerza de su potencial geoestratégico, territorial y humano. Allí, en Necoclí en medio de sus 500 años de historia, están dadas las condiciones en diversidad, multiculturalidad y en una exuberante naturaleza para cimentar un país capaz de vivir consigo mismo, de construirse y convivir en paz, de desarrollarse desde sus esperanzas.

2 comentarios sobre “Necoclí, 500 años de historia y olvido

    milena hernandez escribió:
    12/12/2009 en 11:48 pm

    soy de neco y siento impotencia al ver que que sean 500 años de historia y ni siquiera podamos tener agua potable, las calles y carreras intransitables y las vias ni para que decir, la falta de vivienda la verdad no se sabe si es que el gobierno nos tiene abandonado o es que los dinero han cojido otro rumbo.

    me duele mi pueblo.

    gracias

    segundo escribió:
    02/04/2010 en 3:36 pm

    señor prieto.que haremos con mas de 80 alumnos, que acaban de terminar bachillerato en la vda del ollito y san sebastian de necocli, y que se podra hacer o gestionar para aquellos que no desean prestar servicio militar,dicen haber ayudas para educacion,a distancia,pero o no hay informacion,o son estudios muy limitados,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s