El vuelo de Yoani Sánchez

Posted on Actualizado enn

Fotografía tomada del blog Generación Y
Yoani María Sánchez Cordero. Fotografía tomada del blog Generación Y

Uno de los galardones periodísticos más importantes del continente americano es el Premio Maria Moors Cabot que desde hace 71 años entrega la prestigiosa y radicalmente independiente Facultad de Periodismo de la Universidad de Columbia a periodistas destacados por su trabajo sobre temas americanos. Dadas la calidad del otorgante y la amplitud geográfica de su ámbito de entrega, estos Premios suelen encarnar un reconocimiento importante a periodistas valorados por su trabajo. Por eso mismo, ha sido normal que se otorguen a profesionales de los más reconocidos periódicos, revistas, emisoras o cadenas de televisión de empresas periodísticas.


Nacida en La Habana en 1975, Yoani María Sánchez Cordero refleja en su propia vida, la historia de cientos de miles de ciudadanos que crecieron bajo la saga del régimen de los hermanos Castro y quisieron soñar con otros mundos, otras oportunidades, otras maneras de vivir. Estudió Filología Hispánica, especialidad en la que se graduó en el año 2000 y de la que intentó vivir en sus primeros dos años como profesional. Tras un corto exilio en Suiza, volvió a La Habana. Llegó dotada de una herramienta que marcaría su futuro, la informática, y de un poder que la ha convertido en símbolo: La palabra.

Es cofundadora del Portal Desde Cuba y desde el año 2007 es autora del conocido blog Generación Y, que había sido reconocido por la Revista Time como uno de los 25 mejores blog del mundo. Desde su columna, publicada cuando puede ir a algún sitio y no es perseguida por las autoridades, mira a Cuba, su presente, su pasado, los sueños de su gente y con una voz profunda, y cotidiana, va haciendo que la isla de los hombres comunes aparezca ante los ojos del mundo.

En la versión 2009 del Premio María Moors Cabot, una cubana que no trabaja en medios de comunicación, que no tiene periodicidad fija ni se ocupa de las rutinas informativas usuales, ha compartido con periodistas de The New York Times, USA Today y O Globo, de Brasil, el prestigioso reconocimiento, que se suma a los concedidos en Estados Unidos y en España, donde ganó, entre otros, el Premio Ortega y Gasset. Este es un reconocimiento por parte de la prestigiosa Facultad a la defensa de la libertad de expresión, principio de las libertades democráticas, representadas en nuevas voces y medios que como la de Yoani María Sánchez Cordero, a través de la magia del ciberespacio, están ampliando el mundo de la comunicación y acrecentando la esfera pública.

Yoani Sánchez es en esencia una mujer que ha hecho valer sus ideas por encima de las cortapisas con que han pretendido encerrarla: la de las burocracias del pensamiento universitario; la del Partido Comunista Cubano que niega la diferencia, y la de los medios de comunicación tradicionales que se han cerrado al libre debate de las ideas. Ella, por su valor civil, en un ejercicio cotidiano de no violencia, representa a quienes bajo todos los autoritarismos batallan por mantener el disenso, la diferencia, la oposición, la pluralidad.

Cuando decisiones como la aplicación abusiva de la norma o la aprobación de leyes arbitrarias hacen carrera en países vecinos como Venezuela y Ecuador y cuando comienzan a acrecentarse excesos facilitados por el control de los medios de comunicación, como ocurre con Silvio Berlusconi en Italia, conviene volver a hablar de la libertad de expresión y recordar las fuertes razones por las cuales los fundadores de la democracia batallaron hasta consigo mismos para vencer toda tentación autoritaria a limitar o atacar a quienes opinan distinto. La libertad de expresión es la única opción para garantizar la vigencia de los derechos y hoy tienen nuevos caminos. Aunque los gobiernos mantienen su insólita capacidad de reprimir, dañar, hacer mella sobre los sujetos, hoy tienen un límite cuya capacidad definitivamente no conocemos los pueblos del mundo: El de la Internet, cuando se constituye en espacio para la vida pública.

La proliferación de blogs es uno de los fenómenos más apasionantes que ofrece Internet. También de los más complejos, porque la facilidad con que todos expresan lo que quieren por los medios virtuales es, a la vez, garantía de libertad y posibilidad de banalidad, en un mundo en el que la libertad garantiza la presencia de quienes apelan a la palabra para romper el encierro y las cadenas con que los amarran los poderes tradicionales que temen tanto a sus errores y abusos que se sienten obligados a impedir que sean discutidos libremente por los ciudadanos.

Y para mostrar que su defensa de la libertad va más allá de considerar que ella es la mejor o la única con derecho, Yoani ha anunciado que va a “usar  el prestigio y la protección que trae aparejado el Premio Cabot, para seguir haciendo crecer la blogósfera cubana. El alternativo itinerario que nos une cada semana ha llegado a un punto en que debe volverse una auténtica academia blogger. Como no pienso esperar a que esté permitido abrir una escuela de periodismo digital para realizar este proyecto, voy a comenzarlo incluso al margen de formalismos burocráticos y legales”. El mundo espera esa alternativa con la expectativa que nos ha dejado su buen transcurso como periodista universal desde la precariedad de su vida cotidiana. En la comunicadora social, en la periodista electrónica y blogger, Yoani María Sánchez Cordero, en la fuerza de sus argumentos, en la verdad y la objetividad, expresamos hoy nuestro homenaje a los periodistas y comunicadores colombianos en su día clásico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s