Gritos del mar

Posted on Actualizado enn

 

hpim01312

Turbo, Necoclí, San Juan de Urabá, Arboletes, San Antero, San Bernardo del Viento, Moñitos, San Onofre, Tolú y Coveñas, entre otros, son nombres que los antioqueños, cordobeses y sucreños tenemos grabados en el alma; muchos hemos disfrutado de su exuberancia natural y de la alegría de sus gentes, e incluso hemos anhelado un pequeño rincón de estos territorios donde cristalizar nuestros sueños de adultez; visionarios planean proyectos de impulso al país a través de la construcción del Puerto en Urabá y otros gestionan proyectos de desarrollo ecoturístico en una región con inmenso potencial. Que los soñadores puedan realizar tantos proyectos tan ricos para sus vidas y las de los habitantes de esos departamentos depende de que Colombia logre, por fin, escuchar al mar y llevar su mirada al sur de la Costa Atlántica, sus riquezas y sus riesgos.

La costa antioqueña sobre el mar Caribe es la segunda más extensa en el país y una de las más afectadas por la erosión que amenaza a todo el litoral. Corregimientos como Uveros, Damaquiel y Zapata en San Juan de Urabá y Necocli, han perdido gran parte de sus terrenos turísticos. Literalmente se los está tragando la erosión que se agudiza entre Arboletes -Antioquia- y Puerto Rey, en Los Córdobas -Córdoba-, por la sedimentación resultante de la incapacidad del Golfo de Urabá para absorber las cantidades de agua dulce y los residuos que llegan a las desembocaduras de los ríos, especialmente el magnífico Atrato. El problema, hasta ahora, se ha enfrentado con la ubicación de espolones artesanales que resultan insuficientes para responder al avance de las aguas saladas sobre las playas donde están asentados miles de pobladores que sobreviven gracias a su relación económica con el mar. Aunque factores naturales que como el golpeteo de las olas sobre las rocas causan la erosión, los principales responsables de la erosión del litoral caribe, somos los seres humanos, con la tala indiscriminada de bosques y manglares, el cambio del uso del suelo, la desviación y/o represamiento de ríos, la extracción intensiva de materiales de playa y los procesos sin control de desarrollos turísticos irresponsables con el futuro de los costeños, que tienen en sus playas su fuente de vida.

En el caso de la sedimentación que agrava los problemas erosivos en el Golfo de Urabá, los estudios han demostrado al detalle las interacciones problemáticas de las aguas dulces y saladas, así como la calidad de los sedimentos y los riesgos para la salud humana de aquellos con alto contenido bacterial que resulta de la incapacidad de los municipios de la región de hacer tratamiento de las aguas residuales. La dificultad en el manejo de aguas condujo a que los gobiernos de Antioquia Nueva, Antioquia Nueva un Hogar para la Vida y Compromiso Ciudadano gestionáramos la constitución de la Empresa de Aguas de Urabá, en unión de Empresas Públicas de Medellín, el Departamento y los municipios de la subregión. Las inversiones que EPM planea iniciar en Turbo y el proyecto cogestionado entre Augura y los investigadores en Oceanografía de la Universidad Nacional sede Medellín abren expectativas para que haya menos sedimentación y mejore la navegabilidad en el Golfo.

La situación de las costas de Antioquia, Córdoba, Sucre y otros cinco departamentos, ha sido documentada en investigaciones juiciosas y constantes de las Universidades Nacional, de Antioquia y Eafit; de Invemar, y de Dimar, además de trabajos realizados en Corpurabá que están al alcance de todo observador. Las investigaciones han llegado a tal especialización que no sólo han ofrecido diagnósticos acertados, sino que también han logrado propuestas novedosas. Los proyectos que se gestionan desde el sector académico, el privado y el departamento, atienden de manera parcial, aunque no por ello poco importante, el problema de nuestra Costa Caribe. Las entidades comprometidas no tienen, sin embargo, las capacidades técnicas o económicas para enfrentar el problema estructural y realmente integral de la erosión del litoral, que amenaza a regiones con inmenso potencial de desarrollo y a habitantes que han perdido la tranquilidad porque temen al avance erosivo y el riesgo de pérdida de patrimonios construidos con inmenso esfuerzo de las familias y sobre cuyo futuro no tienen más que incertidumbre y temor.

El presidente Álvaro Uribe ha comprometido su voluntad en el impulso a soluciones de fondo al proceso erosivo en estas regiones, como lo reveló a los habitantes en Consejo Comunal de Gobierno. Su intención, sin embargo, todavía es una expectativa para los habitantes de Urabá, Córdoba y Sucre, a quienes les han ofrecido recursos de regalías por $17.000 millones, con el fin de realizar las obras civiles que mitiguen el impacto de la erosión causada por la mayor construcción de obras físicas y por la erosión eólica. Por el bien del presente y el futuro de las costas que nos unen a la región Caribe y nos acercan al mundo, escuchemos en los susurros del mar, los gritos de emergencia para que esas obras requeridas por Turbo, Necoclí, San Juan de Urabá, Arboletes, San Antero, San Bernardo del Viento, Moñitos, San Onofre, Tolú y Coveñas y tantas regiones trascendentales para Antioquia y el país, no mueran bajo montañas de papeles como proyectos nunca ejecutados. Liderada por el Gobierno Nacional, con la articulación de los esfuerzos de todos los actores del territorio, es urgente e inaplazable una solución realmente integral, al huracán constante de la erosión del litoral caribe.

3 comentarios sobre “Gritos del mar

    Bienvenidos a este espacio « Eugenio Prieto Soto escribió:
    03/01/2009 en 12:34 pm

    […] WordPress.com « Gritos del mar […]

    HENRY MAURICIO MONSALVE R. escribió:
    03/03/2009 en 4:50 pm

    ESTIMO MUY IMPORTANTE MIRAR EL PAIS DESDE EL ANGULO DE LO PERIODISTICO Y MAS CUANDO LO HACE UNA PERSONA TAN CONOCEDORA DE DIFERENTES TEMAS, SOCIALES,CULTURALES,POLITICOS, EN HORA BUENA EUGENIO PRIETO.(CAMANDULA)

    Carlos Mario Angulo Martinez escribió:
    03/22/2009 en 6:27 pm

    Es maravillo ver que lo informado que está el Doctor Eugenio Prieto sobre la gran problematica en el litoral. Yo que vivo enamorado de las playas de San Juan de Urabá y en general de todo ese litoral de unos años para acá es triste ver los grandes movimientos en masas en estas riberas.
    En este tema hay que tomar medidas porque de verdad esto cada dia es mas preocupante y hay quienes a orillas del mar tenian un area determinada y hoy puede decirse que solo tienen la mitad del predio porque todos los barrancos se han estado callendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s