La política un compromiso ético

Posted on Actualizado enn

Los más de dos millones de alegres y esperanzadas personas que colmaron el Mall de Washington D.C. para participar en la posesión de Barack Obama, el presidente que ha recibió la votación más contundente de la historia, en las recientes elecciones de Estados Unidos, interpelaron a mi ser ético-político preguntándole por las razones que hicieron que una sociedad abrumada por el desencanto se congregara en torno a un político joven, sin tradición en la dirigencia americana y con influencias culturales tan diversas que contradicen los arraigos de las mayorías blancas y protestantes ensalzadas por Huttington y expresadas por la familia Bush.

El discurso inaugural, su libro “La audacia de la esperanza” y su campaña que en vez de prometer comprometió a cada ciudadano con su propio futuro y el de la sociedad, muestran a un hombre de su generación, comprometido con renovar la política hasta el punto de devolver el compromiso y la dignidad que la hicieron admirable para el hombre común.

La condición de sujeto ético-político que hace admirable a Barack Obama es la que los ciudadanos que participamos en el proyecto político de Antioquia Nueva, y sus semejantes como Compromiso Ciudadano o Visionarios por Colombia, queremos asumir como modelo de actuación y compromiso ante los asuntos públicos y las decisiones colectivas. No somos Mesías de sociedades indiferentes y necesitadas de sujetos que tomen para sí las responsabilidades que deben asumir los ciudadanos. Mucho menos somos piratas al acecho de la cosa pública para acrecentar nuestro caudal electoral o nuestras alforjas. Somos un colectivo identificado con el compromiso de cuidar el Estado y sus bienes, porque así respetamos el patrimonio de la sociedad, con la esperanza de construir una sociedad participante, con sujetos autónomos que brindan lo mejor de sí mismos para construir el bien común.

Hacer de la política un compromiso con el colectivo, un reto que trasciende los deseos personales, fue el sueño que aprendí del doctor José Prieto Mesa, mi forjador como sujeto de la vida pública, mi Maestro. A él, a su rigor en la vida pública, le estoy agradecido por siempre. Fue precisamente esa misma formación la que me llevó a desprenderme del Liberalismo Social, como se lo expresé en carta que le entregué el 27 de junio de 2008: “Por ello doctor Prieto, mi formación tutelada bajo su liderazgo, mis principios y dignidad no me permiten encontrar hoy, la esencia que durante 25 años motivó y fortaleció mi convicción de trabajar en este equipo del Liberalismo Social: el valor de la amistad, el respeto a la palabra, a los amigos, el compromiso social, la coherencia, los cuales se han ido diluyendo por cuenta de las actuaciones desleales y mezquinas de quienes han utilizado su buen nombre y el del equipo para satisfacer sus propios intereses.

Mi decisión ahora, es continuar trabajando de forma independiente para que en el ejercicio político continúen brillando las luces y guías que Usted nos trazó, las esencias, los contenidos, las propuestas, los programas, la sociedad participante, el buen gobierno, la ética o responsabilidad en la política, la construcción y consolidación de una cultura política soportada en reales ejercicios de ciudadanía. Sueño con una ciudadanía, crítica, autónoma, objetiva, independiente e inteligente que no sólo sea consciente de sus deberes sino aún más de sus responsabilidades, de su rol ético individual en la transformación social del territorio, sólo así entonces, recordando a Uribe Uribe, cada individuo tendrá conciencia de que es parte integrante del todo colectivo y podremos decir realmente que avanzamos como sociedad”.

Por intereses particulares se escinde una construcción colectiva, que gozaba de la admiración del pueblo antioqueño. Por ello, mientras algunos militantes buscan amparo en toldas que se reparten, quedando siempre descontentas, el erario y los puestos públicos, muchos otros participamos esperanzados en la construcción de nuevos escenarios de concertación con otros proyectos políticos que saben que la esperanza que nace de tejer confianzas entre los ciudadanos dueños de iguales derechos y deberes, es el camino para que nuestra sociedad construya en forma colectiva las ciudades y campos iluminados que todos anhelamos habitar.

Con dolor personal profundo, que se acompaña de un agradecimiento indeclinable, tuvimos que partir del grupo que nos vio crecer. Así nos lo dictó la conciencia, que también nos guió a conformar con Aníbal Gaviria Correa y otros importantes dirigentes, la Concertación de Matices Liberales, corriente de pensamiento político con proyección nacional cuyos partícipes compartimos la convicción de que “La complejidad y tentaciones en el manejo del Estado reclaman la existencia de partidos políticos fuertes, fundados en sólidos estatutos, que sean respetados por todos sus miembros, que en sociedades como la nuestra, que anhela recuperar la esperanza, sean guías intelectuales y morales para los ciudadanos”, como lo declaramos al presentar este proyecto, fruto del trabajo que en 1999 nos inspiró Guillermo Gaviria Correa y Gilberto Echeverri Mejía, que desarrollamos en los gobiernos de Antioquia Nueva y Antioquia Nueva un hogar para la vida.

Asumimos nuestro compromiso ético político, con los ciudadanos que han confiado en Una Antioquia Nueva, como impulsor de un modelo de desarrollo incluyente, participativo y en permanente construcción, actuando con respeto, como reconocimiento, aprecio y valoración de las cualidades de los demás, así como de sus diferencias, trabajando con honestidad y transparencia, buscando siempre que los actos, los procedimientos, los acuerdos y la gestión de los recursos se realicen de forma abierta y de cara a la sociedad. Estos compromisos y responsabilidades son superiores a nuestro deseo personal, por ello mantendremos la coherencia y consistencia con los principios y fundamentos del Ideario Ético Político y Cultural de Una Antioquia Nueva.

5 comentarios sobre “La política un compromiso ético

    Bienvenidos a este espacio « Eugenio Prieto Soto escribió:
    01/25/2009 en 9:45 am

    […] WordPress.com « La política un compromiso ético […]

    Alejadro Ortiz Bermúdez escribió:
    01/25/2009 en 3:55 pm

    Cuando se hace política: se dice, se vive.Cuando se hace política mancomunadamente, se crece, se sueña, se proyecta, se logra. La forma de actuar en la política o se cobra, o se reafirma. cuando ése tipo de política se hace entre todos, el beneficio será igualmente, para todos.Ser concientes del compromiso social que se tiene con el todo, es ser concientes de un desarrollo humano. En el crecimiento de sus valores y principios, de una vida digna. Es ser dueños de un carácter inquebrantable.

    Alberto Reyes escribió:
    01/25/2009 en 9:49 pm

    Me perdonarán tanto usted Dr. Eugenio como las demás personas pero aquí me me voy a comparar con el niño del cuento de los vestidos del emperador. Y lo digo, porque al leer su artículo crei que iba a encontar un analisis del discurso del presidente de EEUU y compararlo con lo que vivimos en nuestra política local, regional o nacional, pero lo que … Leer másencontre fue unas nuevas explicaciones o razones que lo motivaron para dejar el Liberalismo Social, suena su artículo y con el mayor respeto se lo digo dar respuesta a alguna razón o mensaje que la haya enviado el Dr. Prieto Mesa de que usted vuelva al L.S. porque no hay razón para seguir despues de un buen tiempo dando explicaciones de los porques de su salida del L.S. Recuerdo explicación no pedida es acusación manifiesta. A no ser que su escrito sea un manifiesto de su lanzamiento al Congreso de la República

    Juan Pablo Morales escribió:
    02/02/2009 en 5:53 pm

    Muy buen articulo, nosotros los ciudadanos, somos los encargados de hacer cumplir la parte ética de nuestros dirigentes, y esto comienza con elegir no al más conocido,sino al más preparado y de allí obtendremos la frase tan utilizada pero tan cierte que dice “Cada pueblo tiene el dirigente que se merece”.

    hernan leon montoya calle escribió:
    10/01/2015 en 4:13 pm

    TENGO 80 AÑOS Y DIFICIILMENTE CONOCERE OTRO POLITICO, SIQUIERA PARECIDO AL DR. PRIETO, NOBLE, SENCILLO , SERVICIAL Y HONESTO, SENTIMIENTOS DE ORO PURO, DIOS LO BENDIGA-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s