Los dones de la esperanza

Posted on Actualizado enn

El mapa del mundo cristiano reluce en diciembre con las luces de la esperanza en el nacimiento de Dios humanado y se embellece con los colores de la esperanza que nos da a los cristianos el sentirnos amados y acompañados por la más grande obra del Creador: su propio hijo. Las fiestas de los cristianos comienzan en el calor del hogar y de la comunidad religiosa, donde la oración expresa la fe compartida en que la ayuda de Dios nos permitirá hacer mejor el mundo. Con otras culturas también universales, la celebración de la Navidad se extiende a los amigos y a la calle, donde el espíritu de esperanza se contagia hasta producir el brillo que la humanidad necesita para confiar en sus potencialidades y posibilidades de lograr un futuro mejor. Todos manifiestan su alegría compartiendo con generosidad sus dones, brindándose el abrazo solidario, los aguinaldos y los mejores deseos.

Esta semana, irradiado de ese espíritu de Navidad, ofreceré mis oraciones en común unión con millones de personas en esta bendita tierra, para renovar la esperanza por un futuro mejor para los colombianos, antioqueños y medellinenses y confirmar el sueño de que los regalos que merecen sus gentes puedan cristalizarse y hacerse realidad en el año nuevo. Iniciaré ofreciendo gracias por nuestros hogares y por la posibilidad de avanzar un año más, fortalecida la unidad familiar en las dificultades y tristezas y en el compartir las alegrías y triunfos.

Con la reducción de ataques de la guerrilla de las Farc contra las familias colombianas y la libertad de compatriotas secuestrados, el país disfrutó de significativos avances en la seguridad democrática. Pero la sociedad mantiene su desgarrado clamor  por la libertad de los plagiados y la dignidad de la vida de todos los hombres y mujeres. Cuántas respuestas podrán ofrecer el Congreso, el Gobierno Nacional, la Gobernación de Antioquia, las Alcaldías: Una de ellas, debe ser la apertura del camino a la verdadera paz y reconciliación entre los colombianos, construido por el Gobierno, las guerrillas y los paramilitares y legitimado por la ciudadanía.

Solidaridad y acciones concretas para quienes padecen dolor, angustia y desolación por la ola invernal y piramidal, la pobreza, el hambre, la falta de salud, el desempleo, la carencia de un techo digno, las violencias, el secuestro, la desaparición forzada. Es prioridad la Ley de Víctimas, que les ofrezca atención justa y reparadora, sin discriminarlos por su calidad o la del victimario, y en el Departamento, una política clara en  promoción, atención y protección de derechos humanos, que ofrezca garantías a todos, especialmente a los ciudadanos comprometidos con las causas humanitarias.

La sociedad espera que la maltrecha reforma política al menos logre recuperar la ética colectiva y la disciplina de los partidos y definir mecanismos para financiación de campañas en términos de igualdad. Desea eficacia en las investigaciones de la Fiscalía y la Procuraduría sobre corrupción e intervenciones indebidas en las elecciones en Antioquia. Estos pasos deben conducir a la confianza ciudadana, la mayor participación y una profunda transformación de la dirigencia política para que se haga transparente, coherente, sensata, humilde.

Confiamos en el éxito de las investigaciones contra la malaria, el dengue y la tuberculosis, para paliar el sufrimiento de nuestra gente. Aspiramos  a atención oportuna, a bajos costos y con calidad en salud para todas y todos los habitantes del territorio. Oportuna y justa debe ser la mediación del Ministerio de Protección Social en los conflictos laborales. Un salario digno que brinde a los colombianos mejor calidad de vida. Protección a los recursos de los trabajadores en los fondos de pensiones y cesantías, para no socializar en cabeza de los aportantes sus pérdidas. Una reforma financiera justa que ofrezca a las gentes garantías para su ahorro y a las entidades financieras oportunidades de crecimiento.

Nuevos cupos en las universidades e instituciones tecnológicas de carácter público, que ofrezcan educación superior con calidad y pertinencia en todo el territorio. Democracia y transparencia en la elección del rector de la Universidad de Antioquia. Funcionarios comprometidos que hagan del Icbf la institución que protege con decisión los derechos de los menores. El renacimiento de Maná como proyecto de atención de las necesidades nutricionales de la población antioqueña, especialmente los niños. La reactivación del modelo que hizo fuerte a Viva. Distribución equitativa del presupuesto para que las comunidades más necesitadas y no los avivatos y politiqueros, puedan acceder a los recursos públicos. Fortalecimiento de la participación ciudadana en las decisiones en el Departamento y los municipios. Agilidad y transparencia en la construcción de las vías públicas. Independencia, calidad de programación y diversidad en Teleantioquia.

Nuevos Juanes y Shakiras. Más premios para estos dos grandes de la música y otro concierto inolvidable de nuestro Juanes para Medellín. Más músicos como Zona Prieta que alegren el espíritu de las gentes de Antioquia. Muchas giras y grandes éxitos para el Ballet Folclórico de Antioquia. Mucho disfrute en el Festival de cine de Santa Fe de Antioquia. Más actividades, más y más cultura.

Apoyo decidido y acompañamiento a procesos deportivos como el que llevó a Antioquia a conseguir el título en los Juegos Nacionales. Una Selección Colombia jugando con convicción y victoriosa. Triunfos a granel para Camilo Villegas. La victoria del Poderoso en Copa Libertadores. Voluntad de democratización de los derechos deportivos del DIM.

Esperanza, abundancia, prosperidad, alegría y paz a las familias.

Un comentario sobre “Los dones de la esperanza

    Paula Cristina Bustamante Mejía escribió:
    12/25/2008 en 5:04 pm

    Hola. Como siempre tus artículos me encantan.
    Quiero darte las gracias por los buenos deseos que expresas en este artículo. Con ellos nos dejas ver el ser tan especial que eres y lo que esperas que se de en nuestra ciudad, nuestro departamento y nuestro país.
    Mientras leía, y específicamente cuando hablabas de las acciones y programas que corresponden a la Gobernación de Antioquia, me entró un cierto aire de nostalgia, pues me puse a pensar en cómo sería las cosas y cuál sería la situación del departamento si en las elecciones del 2007 los resultados hubieran sido distintos y en la cabeza del departamento estuvieras tú; pero ni modo, como ya te he dicho, Dios sabe cómo hace sus cosas y llegará el momento en que el departamento nuevamente coja su buen rumbo para el beneficio de todos.
    Un abrazo y muchas gracias por lo que haces. Aprovecho para decirte que te admiro mucho y que a tu lado he aprendido en cantidades alarmante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s