Lecciones de democracia

Posted on Actualizado enn

En medio de las tormentas producidas por la ola invernal y la declaratoria de crisis social por la formación y expansión de DMG y otras pirámides, muy pocos presagiaron la suerte que correría en primer debate, el proyecto de reforma constitucional presentado por 4.093.504 ciudadanos, “por medio del cual se convoca a un referendo constitucional”. El optimismo excesivo de los promotores los llevó a afirmar, que el proyecto pasaría con 18 votos contra 15. El resultado no fue el esperado, la Comisión rechazó cambiar la pregunta radicada por la ciudadanía y aprobó, por 29 votos contra 4, la pregunta original, según la cual es permitido que “Quien haya ejercido la Presidencia de la República por dos períodos constitucionales podrá ser elegido para otro período”.  Es decir, se aprobó la reelección para el 2014.

eps

Este resultado ha generado todo tipo de reacciones. Los promotores, soportados en la Ley 134, aseguran que la reelección inmediata no está descartada y esperan que la plenaria de la Cámara modifique el texto para que el Presidente Uribe sea candidato en el 2010. Quienes se oponen a modificar la pregunta del referendo, sustentados en la Sentencia C-551 de 2003, de la Corte Constitucional, afirman que el Congreso no tiene competencia para “incorporar reformas legales, ni contenidos extraños a la convocación de la ciudadanía para aprobar o rechazar una reforma constitucional”.

Señalamientos y reproches van y vienen, se buscan responsables y culpables en la oposición. El trámite del referendo comenzó mal, desde la elaboración de la pregunta misma. El ala uribista que se empeñó en este propósito es responsable exclusiva y única de su caótico proceso y mal resultado. Los hechos son contundentes. ¿Qué expertos constitucionalistas acompañaron la elaboración y posterior revisión, previa a la recolección de firmas, de la pregunta que convoca al referendo? ¿Quién o quiénes tenían la responsabilidad política de coordinar la coalición promotora? ¿Quién asumió la responsabilidad de vigilar el cumplimiento del tope legal de los recursos económicos utilizados? Las dudas sobre los mecanismos y el financiamiento del aparato montado por un ala del Partido de la U y las batallas entre los partidos afines al Primer Mandatario, que también enfrentaban la artillería de la oposición, convirtieron la discusión política en agrio enfrentamiento que rápidamente marginó las ideas para provocar choques personalistas, que han dejado heridas de difícil curación.

Otra pregunta de fondo, ¿El Presidente Uribe quiere reelección inmediata? Aunque sus mensajes han sido interpretados por algunos como equívocos, lo cierto es que hasta ahora no ha dado muestras explícitas de quererla, se ha negado a confirmar públicamente su interés por un tercer mandato e incluso planteó desistir del referendo si éste afectaba el trámite legislativo de otros proyectos. Él mismo, consciente de que ponerlo como único líder capaz de gobernar a Colombia pone en riesgo valores de la democracia como la alternancia, el derecho a elegir libremente y la variedad de liderazgos sustentados en partidos políticos fuertes e instituciones sólidas, ha reiterado que “no es bueno que los mandatarios se perpetúen en el poder”.

Ratificamos que la historia dará merecido reconocimiento a la política de seguridad democrática liderada por el Presidente Uribe, pero creo que su gestión trascendental en el gobierno está innecesariamente puesta en riesgo por el afán protagónico de algunos de sus amigos, materializado en el precipitado y controvertido proyecto de referendo, elaborado sin considerar el contenido de la pregunta y la intención del soberano. Debemos aprender la lección sobre el riesgo de apelar al ciudadano no para gestionar iniciativas de interés público sino para propósitos particulares que no responden a la tradición jurídica ni al diseño institucional de nuestra Constitución. Y no es que las tradiciones no se puedan cambiar, es que para hacerlo se requiere de la participación de ciudadanos ilustrados con suficiencia, que han madurado las ideas, han deliberado y socializado sobre sus implicaciones.

La bancada uribista pretende reformar la pregunta, si fuere constitucional o legalmente posible, todavía quedarían muchos escollos por superar, el más difícil de todos, el de la cortedad del tiempo, pues es preciso culminar su trámite en el Congreso -primer semestre del 2009-, para avanzar en el control de constitucionalidad de la Corte, que tiene un plazo máximo de seis meses hábiles, es decir unos nueve meses calendario. ¿Cómo convocar el referendo si en marzo y mayo del 2010 se deben realizar elecciones de Congreso y primera vuelta presidencial? Si se superara el problema del tiempo, queda el obstáculo final: ¿Qué garantiza que de realizarse el referendo, éste sea aprobado? ¿Lograría llevar a las urnas, la cuarta parte del potencial votante, es decir, unos ocho millones de colombianos, según el último censo electoral?

A pesar de las inmensas falencias éticas, conceptuales y políticas de muchos de sus miembros, el Legislativo es la institución por excelencia, pilar de la vida democrática en Colombia. No ha muerto el referendo como posibilidad de hacer más democrática la vida pública. Pero cada vez es más claro, que no será herramienta al alcance de la demagogia.

5 comentarios sobre “Lecciones de democracia

    Deiby Atehortúa escribió:
    11/30/2008 en 9:04 pm

    Doctor Eugenio.

    Desde hace ya algún tiempo hemos venido trabajando, eso si, sin usted saberlo sobre unos conceptos éticos, morales y políticos similares, tenemos muchos puntos de concordancia y otros tantos de discrepancia, aunque he seguido los gobiernos de Antioquia Nueva de Guillermo , el Suyo y el de Anibal, además del apoyo incondicional a la campaña pasada, nunca he tenido el placer de controvertir algunas de mis discrepancias y es éste un artículo perfecto donde puedo mostrar por lo menos una de ellas.

    Muy acertada la mayor parte del artículo, muestra la realidad de las intencios del sector Uribista, que no es otro que su supervivencia; para nadie es un secreto que la U existirá mientras uribe sea el Presidente y una elección más, hasta allí.

    Completamende de acuerdo en la necesidad de madurar las ideas que se van a poner a consideración del ciudadano común, y no caer en errores garrafales, y hasta infantiles como lo podrían considerar algunos abogados.

    Por último, personalmente no creo tanto en las palabras del señor Uribe, no se me olvidad tantas promesas falsas, no se me olvida que expresó a boca llena que APOYARIA EL REFERENDO CON LA CONDICION QUE NO FUERA INMEDIATA, QUE NO FUERA PARA EL, cuando se habló de la primera reelección, y tampoco su última joya “SOLO EN CASO DE UNA ECATOMBE POLÍTICA”, que para un país como el nuestro, donde todo puede pasar, como que un fiscal apoye la delincuencia y no haya sido castigado despues de años, que hayan un montón de congresistas inplicados en narcotráfico y paramilitarismo y salgan como Pedro por su casa por solo ser el primo del Presidente, entre otras que nos cansaríamos de mensionar, mejor dicho para una Ecatombe el presidente solo necesita que pase algo en Colombia.

    Por todo lo anterior considero que decir que no quiere reelección inmediata no es más que una estrategia política, que de eso si sabe bastante, pues el no necesita encsuciarse las manos para salir reelegido.

    P.D. Eso es verdad, el tiempo agradecerá la Seguridad Democrática, solo espereo que ese mismo tiempo recompense el dolor de las víctimas inocentes de esa misma política.

    Deiby Johanny Atehortúa
    Concejal
    Caramanta, Antioquia

    Mauricio Villegas escribió:
    12/01/2008 en 12:41 pm

    Doctor Prieto. Hubiera votado por usted a la presidencia, pero lamentablemente no se lanzó en el momento indicado.
    Con motivo de los últimos acontecimientos, que usted cita al comienzo de su texto, yo escribí un artículo, muy ensayo, sobre eso que usted plantea sobre las comercializadoras y pirámides. Y lo escribí antes de que salieran las “pruebas” y se hicieran las capturas. Basado en todo ese vaivén mediático de aquellos días y con un abogado defensor viceral, que posterior al artículo, y con las “pruebas”, renunció.
    No obstante, en ese artículo toco la situación del Gobierno. Espero que lo lea y lo entienda como escrito en su momento. Y más que tocar la situación, hago una fuerte crítica a la forma en que se está manejando el país en términos generales.
    No obstante, y como actualización, diría que más pendejo Murcia si un negocio que podría ser lícito (aunque no regulado) y bastante viable económicamente, lo usó para lavar activos.
    La cuestión es que ya vamos en chismes de salón, en peleas personales más que jurídicas, en rumores de planes de asesinar a Murcia. Sea lo que sea, si volvemos al papel, no existen sentencias aún. Y el principio de inocencia, es constitucional.
    Saludos.

    El rey Midas y el rey Salomón.

    El calzoncillo a Uribe.

    Bogotá, 18 de noviembre de 2008. Me motivé a escribir este artículo, después de tanto tiempo de no escribir con estilo de prensa o de artículo de opinión, y para publicarlo en los recursos que me da la web. Esto, por los recientes enfrentamientos entre el Rey Salomón y el Rey Midas bajo las actuaciones del César y para hacerlo, me tomé las libertades de estilo y extensión que no permiten los medios. Y si se anima a leer, podrá encontrar la razón de, el por qué lo digo, sin decir que sea verdad. Ahora bien, debo aclarar, que no tengo intereses en el DMG ni en ninguna otra empresa que se le parezca o que le hagan parecer, no metí plata, no tengo vínculos de ninguna naturaleza con la empresa ni nada que se le parezca. Igual con el Gobierno, pero es que sí hay mucho imbécil en este país. Ya verán por qué lo digo.

    Los que no entienden el negocio.

    Cuando trabajé en una agencia de publicidad, desarrollé una propuesta para una cadena de supermercados que se encontraba apretada y requería una estrategia agresiva. La estrategia que propuse consistía en vender por el sistema prepago y con motivaciones a los clientes, por deducción de nómina en las empresas de los clientes. La propuesta no fue aceptada en su momento, pero adoptada años después con variaciones.

    Era fácil: una caja de compensación con supermercado, podría hacer fácilmente las gestiones necesarias para que se le permitiera captar de los trabajadores la cuota mensual que a bien determinara el empleado a través de la nómina. De esta forma, el trabajador podría estar tranquilo, de que su platica estaba asegurada para la canasta familiar y no caer en una borrachera por ahí y gastarse lo que no podía. Y para mercar, bastaba esgrimir su tarjeta de la caja de compensación, a la hora de mercar en el supermercado de la caja.

    Ahora, hablaré de información que publiqué en su momento, de acuerdo con mis obligaciones contractuales y de acuerdo con el carácter público de la información que manejé. Me reservo lo que quedó como sigilo profesional. Cuando trabajé como asesor de comunicaciones para una institución que trae a los máximos gurús del marketing en el mundo, me tocó estudiar de cerca y hablar con los proponentes, las últimas teorías sobre las tendencias más recientes en mercadeo. Expertos europeos, norteamericanos, latinoamericanos, asiáticos. Casi tres años con ellos.

    Allí, descubrí los alcances de la publicidad viral. Estamos acostumbrados a que los grandes presupuestos de publicidad se inviertan en los medios masivos de comunicación. No obstante, ésa no es la única vía. La publicidad existe desde antes que la comunicación, siendo ésta una subdivisión de la primera. Y se sabe, que en el imperio romano ya se usaba la publicidad.

    Uno de los gurús, que incluso fue uno de los desarrolladores, hace 40 años, del modelo de negocio de Carrefour, narró cómo a través de una estrategia que desarrolló de publicidad viral, logró que Wall Mart quebrara en Argentina luego de su apertura. Nadie compraba en la cadena norteamericana, número uno del mundo. La estrategia consistió, varios meses antes de la llegada de la multinacional, en pagarle sueldo a muchas señoras de té y galletas, para hablar de la llegada de la multinacional y el riesgo que suponía en lo social el ingreso de la cadena. Estas señoras a su vez, realizaban tertulias de té y galletas con sus allegados. Así, la multinacional abrió sus puertas y nadie compró allí, según contó el especialista.

    Con sorpresa he visto pasar los años, y pese a que a dichos congresos, simposios y seminarios de mercadeo, asistían los máximos representantes del marketing en el país, cargados de títulos muchos de ellos y con puestos de hasta presidentes de compañías de industria y comercio, ninguna empresa ha adoptado medidas orientadas a las últimas tendencias del marketing en el mundo. Y me pregunto, a qué van a estos eventos? Yo no tengo más título que una Comunicación Social, y no ostento ningún puesto que me impida recorrer a pie el mundo y untarme de pueblo, y aún así, comprendí el modelo. O será acaso que se hacía necesario escuchar conferencias varios años para entenderlo y ver más allá de la sombra que proyectan los zapatos? En fin.

    Se les repitió hasta el cansancio, que dejaran de competir con precio porque llegarían los chinos y las marcas propias y los quebrarían. Y que la única forma de competir con precio, sería siendo Channel #5 o Coca Cola. Es decir, si quieres competir con precio, debes tener un producto irrepetible, implagiable. Y llegaron las marcas propias, que no invierten en publicidad ni en empaques y ofrecen la misma calidad (porque la mayoría de los productos los hacen las mismas marcas para las cadenas de supermercados), y llegaron los chinos, y vemos lo que pasó. Compramos genéricos marcas propias, porque en nada se diferencia la salsa de tomate (que es un genérico) marca Respin de la marca Éxito. Sólo en el precio. Me llevo la más barata y punto.

    Ahora bien, se les dio la alternativa, de no competir con precio ni con un producto irrepetible, para conservar los precios altos. Cómo? Con una nueva tendencia que se llama experiencia de compra.

    De esta forma, se les explicó a los asistentes sobre la “comoditización” de los productos. El trigo se entendía como un commoditie, y el pan como un producto de valor agregado cuando nadie sabía hacer pan. Luego todos hacían pan, y el producto se hizo commoditie. Entonces llegó el servicio. Pero hoy en día la tendencia marca que el servicio tiene y debe hacer parte de la compra. Es una obligación del vendedor, es un commoditie. Entonces hablar hoy en día de mejor servicio, es absurdo. Por eso, cuando se le pregunta a las personas sobre lo que esperan de un centro comercial, ninguna habla de cines o seguridad. Es obvio que un centro comercial debe tener cine y seguridad. Son commodities.

    Entonces cuál sería entonces la nueva tendencia en la venta? Pues la experiencia de compra. De esta forma, recuerdo que el exponente decía, que un café (tinto) cuesta mil pesos. Un dólar en los Estados Unidos, un euro en Europa. Pero si se paga un tinto en una cafetería de mala muerte con una pared con humedad y bichos caminando por el piso del lugar, mil pesos, un dólar o un euro será muy caro. Pero se podría pagar hasta 18 euros por el mismo tinto, en un parque en Venecia con una vista espectacular. Por qué? Por la experiencia de compra. Pago 18 euros no por un tinto, sino por el momento que voy a vivir con ese tinto en un parque en Venecia. Eso es experiencia de compra.

    Y así expandió su ejemplificación, contando cómo en un concesionario, el vendedor esperaba tras la insinuación, a que el cliente se acomodara en la silla del conductor del carro. Una vez lo hacía, el vendedor salía corriendo y traía un espejo gigante en rodachinas para mostrarle al potencial comprador, cómo le lucía el carro. Para que se viera con el codo afuera y sintiera la sensación de estar en un carro que le luce. Las ventas de ese concesionario, según contaba el experto, se multiplicaron.

    Ahora, el modelo de negocio de DMG, sin sacarlo en limpio, sin conocer la fórmula de la Coca Cola como dice su abogado defensor, sin saber si están o no involucrados en un ilícito, responde a una fórmula publicitaria simple a mi modo de ver. Que me paguen por comprar antes que mostrarme publicidad de toallas higiénicas ensangrentadas por televisión, a la hora en que me como unos huevos revueltos viendo el noticiero. Y en mi casa está prohibido comprar productos de esa marca (todos), por cochinos y porque hay mejores así sean más caras. La publicidad, también genera impactos negativos y esta es una muestra.

    Las empresas invierten presupuestos de publicidad exorbitantes. Vender productos en los supermercados muchas veces se hace a pérdida, porque el negocio de los supermercados es el inmobiliario más allá de la venta de productos. Los márgenes de utilidad de los supermercados no superan el 5 por ciento en muchos casos. Y la venta de productos en los supermercados muchas veces, para la industria, se contempla como un gasto en publicidad, más que una utilidad por la venta de productos. Es presencia de marca. Para que el comprador encuentre allí, el producto que le gusta y no pierda el hábito de consumo. Los estudios dicen que un producto usado durante 3 meses de manera habitual, genera hábito de consumo en adelante sobre el mismo producto. No en vano regalan cepillos de dientes a cambio del cepillo viejo.

    Y del DMG, salieron diciendo varios ilustres letrados del Gobierno y de los medios, que con márgenes de utilidad tan bajos, no podría explicarse un negocio rentable. Que lo expliquen los de las cadenas de supermercados. Eminencias éstas al servicio del Estado y de los medios de comunicación. Incluso, remedos de periodistas que se las dan de jueces de la República, como una que hay por ahí con un molesto timbre de voz que fue graduada por otro pseudoperiodista en un programa de televisión con el formato de Laura en América y que la acompaña otra que se cree actriz.

    Y pondré un ejemplo simple para entender lo que yo entiendo: supongamos que una empresa de computadores, sacará una promoción para posicionar una línea de computadores portátiles. Al hablar de posicionamiento, la empresa no espera obtener mayores ingresos en la venta del producto, sino generar un consumo para que esos compradores, que alcanzaron la promoción, hablen positivamente del producto. Así, supongamos que en la promoción diseñada, se espera invertir mil millones de pesos en publicidad y alcanzar una venta de mil equipos. Esto no es más, que vender mil computadores a 2 millones de pesos, de los cuales un millón de cada equipo, será destinado a pagar la publicidad que se invertirá.

    Pues bien, llega el Rey Midas, y le dice a esa empresa: hombre, no se gaste mil millones de pesos en publicidad en medios masivos de comunicación, que es tirar la publicidad a la jura y esperar a ver si alguien compra o no. Deme esos mil millones de pesos a mí que yo los uso en publicidad viral. Y además, no tiene que esperar a alcanzar la meta de los mil computadores que espera vender. Entonces el Rey Midas hace magia. La empresa esperaba vender mil computadores, pero el Rey Midas le garantiza que vende no mil, sino 1500. La empresa esperaba vender a 2 millones de pesos los computadores, pagarse a un millón computador e invertir un millón en publicidad por computador. Pero llega el Rey Midas y vuelve y hace magia, le dice a la empresa, que como le está garantizando esa venta y se los va a pagar en efectivo, se los tiene que dejar más baratos que el millón de pesos que esperaba recaudar. Como los primeros mil computadores se pagan solos con el presupuesto de publicidad de la empresa y se hizo magia (entraron gratis) y más que eso, a menor precio, con el excedente se paga el resto de los computadores que se adquieren.

    Magia? Publicidad entendida por cerebros que piensan y no como los de los medios y los que nos gobiernan. Mejor dicho, los que deberían responder por los muertos que ya deja esta crisis y por los próximos que habrá, por el pánico colectivo e injustificado que generaron cuando hablaron de la pérdida de los dineros aún cuando tanto las empresas intervenidas, como el Gobierno, hablaron de la devolución del dinero. Y ni qué decir, que generar pánico económico da cárcel. Pero la ley es para el de ruana. Recuerdo el cuento que decía que en este pueblo algo malo va a pasar, de nuestro Nóbel de literatura.

    Continuando, como está prohibido por la Superintendencia de Industria y Comercio vender por debajo del precio, ellos venden los equipos al precio del mercado. Me dan los productos gratis y obtengo las ganancias totales de la venta. Pero como se trabaja con el margen de utilidad similar al de las grandes superficies, se le puede pagar a los clientes para que me compren. Delito? No lo veo así. Fidelización de clientes. Qué mejor fidelización que pagarle a alguien para que me compre. Pero no gratis. Porque uso esa base de clientes, para que me traigan clientes nuevos potenciales, amarrados contractualmente. Contrato por prestación de servicios con su descuento del 10 por ciento y con RUT a bordo para cobrar los honorarios por publicidad viral. Los estudios dicen que es más costoso conseguir un cliente y fidelizarlo, que conservarlo. La Coca Cola ha mantenido máquinas dispensadoras gratis durante años esperando conseguir hábitos de consumo.

    Ahora, para las empresas que quieran tener relación comercial con la empresa comercializadora del rey Midas, es normal que se les cobre una buena prima por participar del modelo y vender de la forma como se vende a través de ella. Y también se les debe cobrar por un local en la autopista con 195, en Bogotá, donde la gente solía hacer fila para gastarse su plata.

    Y como al final del ejercicio sobra dinero, pues lo más lógico es que inviertan en acciones, divisas y otros negocios.

    He leído foros en los que personas que se dicen tener sólo un bachillerato, se ganan rentabilidades superiores al 20 por ciento mensual sin estar dedicados y sin saber de economía, moviendo dinero en Forex. Hay una entrevista publicada en Youtube, en donde un asesor de una empresa comisionista colombiana, explica el modelo en CNN. Y cabe destacar, que dijo que hace mucho tiempo que ha existido el modelo, pero que gracias a los alcances de la tecnología y la posibilidad que tiene la gente de acceder a ella, y ojo con esto, ahora las personas pueden realizar negocios que antes eran exclusivos de los bancos. Eureka nuevamente. Hasta el nuevo superfinanciero avaló esa forma de inversión no sin antes advertir que es mejor hacerlo en empresas que se encuentren vigiladas.

    Se ha dicho que Murcia tiene negocios en Dubai. Dubai? Me suena, me suena. El lugar en donde uno compra un pedazo de desierto, hace un edificio lujoso y automáticamente se gana una rentabilidad asombrosa. La propiedad raíz más costosa del planeta.

    Un amigo economista, que mueve dineros de una fundación sin ánimo de lucro, me decía un día cuando le conté de mi fundación: hombre, la gente está acostumbrada a hacer plata llevándose por los cachos a la gente. Por qué no hacer plata ayudando a la gente? El fin es el mismo y los resultados mejores.

    Y miremos un contraejemplo: el sistema pensional funciona de una manera elemental. La base trabajadora cotiza al fondo administrador. El fondo administrador recoge los fondos y le paga su mensualidad a los jubilados por invalidez o vejez. Por el manejo, cobran su cuota de administración. Tienen que sostener lo que cuesta la operación. Pero al final de ejercicio, sobra dinero.

    Y qué vemos? Los fondos de pensiones son los mayores accionistas de la tal democratización de Ecopetrol. Maravilloso. Muy democrático. Ecopetrol, tal como lo denunciara el senador Robledo, estaba subvalorado antes de la venta. Claro, ahí estaba el negocio. Compraron a huevo y automáticamente la acción alcanzó el valor real de la empresa. Las utilidades llegaron a ser del 126 por ciento. Y no sólo eso. Se entregaron 3 dividendos en el año de operación, cercanos a un promedio de 100 pesos por acción.

    Tan democrática fue la “democratización” de Ecopetrol, que a ningún cristiano de a pie, jubilado reclamando un salario mínimo al sol y al agua sin importar sus 75 años de edad, le han dado una primita extralegal al final del año porque a los fondos de pensiones les fue muy bien con las acciones. O a ver si a alguno de nosotros, los aportantes, que leemos este artículo, nos han dicho que nos van a bajar la cuota o a darnos un mes gratis, porque les fue muy bien con las acciones de Ecopetrol. No. Todo para el bolsillo de los mismos. Por eso los acaban de cerrar en Argentina, 14 fondos de pensiones nacionalizaron en el país gaucho.

    No, eso no pasa ni va a pasar. En cambio, a los mismos dueños, les dan un 2 por mil temporal, que se convierte en definitivo y pasa primero a 3 y luego a 4 por mil. Y digo a los mismo dueños, porque es que recoger esa platica implica unos gasticos de administración.

    Y les permiten devolver un 2 por ciento de IVA para estimular las compras con tarjetas, pero que en realidad son los comerciantes, es decir nosotros mismos, los que lo pagan.

    Y mientras tanto, a mi mamá le quitaron la jubilación por la Ley 100, porque lo que aportó toda la vida, ya no era de toda la vida sino de unos años para acá. Qué belleza, al menos a mi madre la podrían jubilar con lo que yo aporto para no tener que jubilarla yo de mi bolsillo. Y qué decir de lo de la Pila, que al menos mi grupo en Facebook sirvió para hacer presión sobre su ilegalidad: tienes derecho a ser beneficiario de tu cónyuge y tienes derecho a pensionarte por invalidez o vejez. Pero si eres beneficiario en salud, no puedes aportar a pensión, negándosete un derecho. Y si cotizabas, debías hacerlo a pensión y salud negándosete el otro derecho, el de ser beneficiario. Así fue hasta que recientemente lo tumbó la Corte. Pero absurda fue la respuesta que recibí de la autoridad máxima en el tema, por debajo del Ministro: no se puede hacer nada, jamás contemplamos eso que me dice, la única vía es demandar y por encima de mí no hay nadie más que maneje el tema. Qué berracos funcionarios nos gastamos.

    Pero veamos un chismecito adicional sobre las posibles rentabilidades del modelo: me cuentan que una filial de Bancolombia, está ofreciendo rentabilidades del 500 al 800 por ciento mensual en Panamá. No es ilícito porque es Bancolombia, seguramente. Y no lo puedo afirmar porque no he ido a Panamá, no ejerzo el periodismo hace un tiempo. Pero supongamos que los dineros en efectivo excedentes del negocio de la supuesta pirámide se invierten en Panamá, en Bancolombia o en la entidad que sea que esté repartiendo esas utilidades. Acaso no se podría ofrecer a los clientes rentabilidades de hasta el 300 por ciento cada 3 meses cuando se está recibiendo el 800 mensual? Por Dios, se gana y de sobra.

    Y siguen las perlitas.

    Los del Gobierno.

    Durante varios años han investigado a esta empresa. Pero la ineptitud de los funcionarios estatales tocó fondo. La eminencia del general Naranjo, dijo a los medios que al menos enriquecimiento ilícito había allí en varios miembros de la cúpula directiva de la entidad. Cuando le preguntan los argumentos, el locuaz director de la policía, dice que es muy sospechoso que alguien que no tenía nada en unos meses fuera millonario. Eureka. Es delito tener un negocio exitoso en nuestro país si no se es delfín (hijo de en jerga). Además, cabe recordársele al señor agente, que el negocio lleva varios años, no meses.

    Mejor dicho, si yo me monto como asesor en publicidad y marketing y tengo éxito asesorando en temas como el que describo, al cabo de dos años no puedo andar en un BMW porque soy criminal. Y ojo, no estoy defendiendo a la empresa ni a sus interesados ni intereses, no afirmo que la empresa tenga o no algo que ver con ilícitos. Estoy viendo la realidad como la muestran estos medios del país y por los absurdos testimonios de estos filipichines que nos manejan. Y que por eso renuncié al periodismo del lado de los medios. Porque me mamé de que me obligaran a decir mentiras al servicio de los mismos y de darme cuenta de tantas otras.

    El fiscal general, Mario Iguarán, corrobora lo que digo, pues en sus intervenciones claramente dijo que las pruebas aportadas no eran ni determinantes ni suficientes. Eso no es más, que tratar de llevar un juicio con chismes de cocina. Y así mismo dijo, que no permitía que las demás instituciones se lavaran las manos de su ineptitud con la Fiscalía. Yendo más lejos, mientras escribo este artículo, en la rueda de prensa convocada por el Gobierno, Uribe, varios altos funcionarios y la prensa, claro está, hablaban de robo, estafa, delito y más. Que le sigan echando leña al fuego para que sigan habiendo muertos.

    Pero el único sensato, seguía siendo el fiscal. Porque el principio de inocencia es constitucional. Es un derecho fundamental. No se puede determinar la culpabilidad hasta que no se demuestre. Y es más: el fiscal general de la Nación, Mario Iguarán, muy serio le dejó en claro a una panfletera y protagónica directora de medio de esa casa donde todas son cortadas con la misma tijera, donde una protesta a los gritos porque le sirven carne cruda cuando pide carpaccio, que hay que diferenciar muy bien entre dos modelos de negocio: el de las pirámides y el de DMG que es diferente. Y que se parte de unos supuestos que están en investigación por enriquecimiento ilícito y lavado de activos; y un proceso de apelación de una sentencia absolutoria por los dineros incautados. Es decir, el señor fiscal es el único sensato que sabe diferenciar entre los dos modelos de negocio y que además respeta la constitucionalidad del principio de inocencia mientras no exista sentencia condenatoria.

    Otra de las perlas que salió a relucir y que corrobora lo dicho por el fiscal, fue en un cara a cara en un programa llamado Debates Semana, en el canal Cable Noticias de Telmex. Allí, se enfrentaron el ex superintendente financiero, Acosta, y el abogado de la firma, de la Espriella. De entrada, el ex reconoció a de la Espriella, que tenía más argumentos jurídicos por lo que no daría el debate por esa vía. Se limitó a decir lo que decía su tía (según manifestó): de eso tan bueno, no dan tanto (y Uribe lo repitió en la rueda de prensa –excelente argumento jurídico para un ex juez de la República y un Presidente, similar al argumento del general Naranjo-).

    Y para cerrar el debate, Acosta le dijo a de la Espriella, que el país lo único que reclamaba era transparencia. Qué tal! Tras de ladrón bufón este rábula que tuvo cargo de juez de la República. Bufonada pedir transparencia, cuando él, Acosta, siendo superintendente financiero, no tuvo ni los cojones ni los pantalones para exigirle transparencia a los bancos frente a la Tarifa de Intermediación Interbancaria, que le ha costado a la Federación de Comerciantes, una tensa relación con la superbancaria y la financiera. Y a los comerciantes y usuarios, billones de pesos en ganancias extras de los bancos.

    Y como Uribe no lo entiende y defiende a los bancos, si alguien se lo puede mostrar que se lo explique con este ejemplo: el saldo de la tarjeta de crédito de mi mujer en este momento contempla una deuda por unos 209 mil pesos, pero extrañamente, y sin ser usura según Uribe, tiene que pagar cerca de 377 mil pesos. Es casi el 90 por ciento de interés! Y estamos hablando de que no es mucha plata. Para los que quieren saber, se trata de Bancolombia. Como dice el defensor, estamos acostumbrados a que la gente pague sus casas dos veces y luego se las quiten, que nos bajen de los carros y que saquen a los niños de los colegios, todo por cuenta de los bancos. Y se nos hace muy raro, que exista un modelo que devuelva rentabilidad. Y les propongo un ejercicio sencillo: metan un millón de pesos un mes a un banco. Al final del mes lo retiran cancelando la cuenta y luego hablamos cuánto les entregan.

    Este modelo del negocio DMG puede ser transparente en los libros, pero no explicado en la minucia del esquema porque, como bien argumentó de la Espriella, y como lo narro aquí, si todos lo entendieran, todos correrían a montar un DMG en cada esquina. Es la clave de su negocio el hecho de que entendieran el modelo y lo supieran manejar.

    En cambio, cabe la casualidad, que el superintendente que no tuvo pelos en la lengua y que sólo pudo actuar desde su alcance limitado en términos de competencia desleal y acuerdos tácitos, el de industria y comercio en aquella época, Jairo Rubio Escobar, tuvo que entregar su cabeza porque los bancos se mamaron de que los pusiera a responder y a pagar multas. Pero la casualidad no es esa! La casualidad es que el ex superintendente, Rubio, se encuentra dentro de los asesores que han pasado por el DMG!

    Lavado de activos? Por Dios. No se si caiga o no al caso. Lo único cierto es que el que tiene rabo de paja no se arrima a la candela. Y estos señores de esta empresa han dado la pelea de la legitimidad de su negocio con las vísceras, enfrentándose incluso y desafiando, al alto Gobierno hasta con amenazas ante las cortes internacionales como la Interamericana de Justicia.

    Y cabe destacar también, que de la Espriella, un abogado que ronda los 30 años, no va a ser tan pendejo de quemarse en un proceso de esta naturaleza porque le tocaría dedicarse a vender chance.

    Vamos más allá. Al superfinanciero saliente, le toca tomar la decisión para luego dar su cabeza. Y como no existían las herramientas jurídicas necesarias, se determina un estado de emergencia. Pero ojo, estado de emergencia social, que obviamente incluye el económico, porque la economía, así le duela a muchos, es una ciencia social al igual que la publicidad, y no una ciencia exacta. Y por fuerza de decreto ley, se interviene la empresa. Se le quita a sus dueños.

    Ya saltaron los constitucionalistas argumentando que es anticonstitucional usar un estado de emergencia para cambiar el código penal. Es decir, la medida no es constitucional, no aplica. Los estados de emergencia son recursos extremos para superar situaciones específicas, donde se pueden aplicar normatividades especiales por períodos de 30 días prorrogables a un máximo de 90. Pero un estado de emergencia no aplica para cambiar la normatividad ordinaria. Y justamente eso fue lo que se hizo, modificándose el código penal. Uribe e Iguarán afirman que están dentro de la Ley, pero amanecerá y veremos cuántas vidas le quedan al gato.

    Recientemente estuve de viaje en el departamento de Putumayo, un mes, hablando con los pobladores y visitando a madres comunitarias. Y me dijeron los campesinos, que ya no se sembraba coca y que ahora trabajaban el campo con mayor gusto, porque podían comprar máquinas nuevas e industrializar sus actividades. Y agregaban algunos, preocupantemente claro está, que estas empresas les habían ayudado más que el Estado.

    Porque eso sí, vi toneladas de vagos que viven de mis impuestos, pasando como desplazados de municipio en municipio y recibiendo mercado, ropa, educación, salud, vivienda y sueldo, plata por hijo que tengan. Y las ayudas serían por tres meses, pero las eminencias de la Corte dijeron que la ayuda sería hasta que se estabilicen. Pero quien carajos se va a estabilizar recibiendo sueldo gratis de por vida. Ya están estables de cuenta del IVA del 20 por ciento de las telecomunicaciones y del 16 por ciento en las arepas. Gobierno paternalista con los exdelincuentes y los vagos a costa de la oprimida clase media que ya va en estrato 2.

    Pero sigamos con las eminencias. Hace poco se pidió la base de datos de todos los estudiantes universitarios de las universidades públicas para investigarlos. Ah!, la fotocopia del accionar de las instituciones de los falsos positivos, todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario. Tan absurda fue la decisión que hasta la Procuraduría brincó, que nunca lo hace para temas de universidades públicas.

    Y eso pasó con DMG. No se les ha podido comprobar nada, al menos en lo que dice Iguarán y lo que nos dicen los medios que actúan como jueces de la República, pero son culpables según los tratan (parecido a una antigua campaña de ropa interior donde una mujer era inocente pero culpable). Lo extraño, es que en el Putumayo creían los mismos campesinos, que estas empresas habían sido montadas por el Estado para contrarrestar al narcotráfico. Los raspachines son los que más llevan del bulto en el negocio, pues arriesgan sus tierras, a sus familias y son los que menos se lucran del ilícito. “Qué negocio lícito podría contrarrestar al narcotráfico?”, me preguntaban.

    Y más espeluznante aún, como en pueblo chico infierno grande, y todos se conocen y todos saben lo de todos, los mismos pobladores me decían que las pirámides que se cerraban eran montadas por lo bancos y el Gobierno para hacer que la gente le cogiera miedo al DMG. Verdad o mentira? Lo sabrá el Estado, pero como el Estado es manejado por el Gobierno, no lo llegaremos a saber, quizá. Pero la cosa va más allá, me decían los pobladores que los mismos bancos, para no quebrarse porque todos corrieron a sacar su dinero de las instituciones bancarias, invirtieron dineros en el DRFE y en el DMG.

    Ahora, en la época del narcotráfico se consignaba la plata en bultos en los bancos y a ninguno intervinieron ni cerraron. Y a esta empresa se le acusa de mover dineros ilícitos. Pero ahora sí son culpables estos. Por qué a las eminencias éstas, en vez de cerrar o intervenir a la empresa, que tiene un modelo lógico, no le pidieron las bases de datos para observar con lupa los movimientos de los que quizá, movían dineros oscuros en el negocio? La ley es para el de ruana, dicen. Porque a los bancos no los tocaron, pero a esta empresa sí.

    La culpa no es del cura cuando el feligrés entra armado a misa. Si estos señores estuvieran untados, no estarían dando la pelea que están dando, ni un abogado que creció con Tom y Jerry estaría arriesgando su vida profesional. Pero eso sí, cuando por un chisme se quiebra Granahorrar o Davivienda en un solo día, ahí corre el Gobierno a inyectarles dinero de nuestros impuestos. Y no entiende que se quebraron por publicidad viral inversa. Recuerdo mucho la historia cuando ante sospecha de bomba en un avión de American Airlines, en Cali (en un episodio que gracias a Dios permaneció fuera de los medios), un investigador de un cuerpo de inteligencia de un organismo del Estado lo primero que hizo al abordar el avión para investigar, fue preguntar por el lugar donde guardaban la llanta de repuesto.

    Que era muy sospechoso que transportaran gigantescas sumas de dinero en efectivo. Hombre, el Exito transporta cifras similares y me consta porque conocí uno de sus bancos propios de almacén, el lugar donde llega toda la plata de las cajas registradoras. Pero el Éxito no lo transporta entre ciudades, porque para eso utiliza al sistema financiero. Pero como al DMG le cerraron las puertas los bancos, le tocaba transportarlo en efectivo entre ciudades.

    Que los billetes eran húmedos y sucios. Hombre, estuve un mes de viaje por allá y no tuve más que billetes de los llamados cobijas en mis bolsillos. La humedad relativa en el ambiente es del 90 por ciento. Y es la selva, todo es lleno de pantano permanentemente. Que la plata iba escondida en cajas con logos falsificados de Acción Social. Pues claro, las únicas cajas que no abre la guerrilla, junto con las del Bienestar Familiar.

    Que los negocios iniciaron en la Hormiga Putumayo. Claro, si allá a duras penas acaba de llegar el Ejército hace unos años. Por consiguiente, y aún ahora, no se consigue nada y lo que se consigue es costosísimo. Una memoria USB de 2 gigas, cuesta el doble de lo que vale en Bogotá. De este modo, todo. Así comenzó el negocio, pues el hombre viajaba a Bogotá a comprar electrodomésticos que la gente le encargaba y para lo que le daba la plata. Modelo prepago. Y se extendió por el Putumayo, luego de montar sus oficinas en Bogotá. Pues claro. Con seguridad si monto mi negocio exitoso, las primeras ciudades en donde lo comenzaría sería en Bogotá, Medellín y Cali, porque son las ciudades en donde tengo familia y amigos.

    Y repito, no defiendo a la empresa, pero no comparto que se use tan peligrosamente las leyes de mi país, donde sin sentencia y sin pruebas contundentes, se esté determinando una culpabilidad. Ésa es mi reflexión, junto con otras que seguiré haciendo a lo largo del texto. No quiero un país con madres de mayo. Ni un jefe de la policía que sospecha de alguien sólo porque consigue dinero con argumentos tan flojos para culpar como los que cité.

    Volviendo al tema, el colmo de las eminencias, fue el Rey Salomón. Con razón estamos como estamos. Con un Óscar Iván Zuluaga de Ministro de Hacienda, que la única solución que se le ocurre para devolver a los afectados los dineros, es sumar el número de reclamantes que lo hagan en un término de 10 días, sumar los dineros incautados, y dividir por igual número. Es una suma simple, afirmó. Qué belleza de solución salomónica. Decía que a los que menos habían invertido, les entregarían más dinero que a los que más habían invertido. Pues obvio. Hombre con hombre, mujer con mujer, la mujer es el complemento del hombre pero el hombre era machista!

    Con semejante “suma simple” como la llama (que acaso como representante de Hacienda no se le ocurre hacer una cuentica más complicada), lo que está generando es más riesgo de muertos con la situación. Como los que ya hubo por cuenta del pánico exagerado e innecesario generado por los medios, cuando corrieron a usar palabras como “pirámide” (que no usaron ni el ex superintendente financiero ni el rey Salomón porque siempre usaron la palabra “comercializadora”), “tumbados”, “robados”, “asaltados”, “estafados”. Y es que aquí entran los medios como jueces, a afirmar lo que ni el Gobierno se atrevió a afirmar. Y la turba enardecida actúa.

    Cómo no ver lo macabro de semejante solución salomónica y de lo que implica. Y Uribe está convencido de que ésa es la solución. Dónde quedaron los asesores y los ministros. Bueno, ya sabemos que al menos Ministro de Hacienda no tenemos. Pero el resto de asesores? Y es que según afirma el rey Salomón, lo obvio es que los pobres invirtieron mucho y los “riquitos”, como los llamó Uribe invirtieron mucho. Pero no señor. El pobre no tenía los primeros 100 mil pesos para arrancar en un negocio en el que se iniciaba con 100 mil pesos hasta 50 millones. El riquito tenía 2 milloncitos que le sobraban, que los podía dar por perdidos, y los dejó capitalizar ahí. El pobre, en cambio, sin oportunidades, se jugó el todo por el todo y tras un concejo familiar, vendió la casa, las herramientas, las vacas, las finquitas y los vehículos o lo que tuviera la familia, para buscar una oportunidad de salir de pobres. Todo el patrimonio de una familia, de 20 millones, pudo ser invertido sin ser los “riquitos” que dice Uribe. La solución salomónica nos podría enfrentar con una guerra civil.

    Dónde quedo el principio de Justicia del Estado? En las desapariciones forzadas, en los falsos positivos, en la impunidad repetitiva, en el principio de culpabilidad hasta que se demuestre lo contrario como los más de 100 mil estudiantes de las universidades públicas? O como lo dice Uribe, que no negocia con delincuentes ante el ofrecimiento de David Murcia, dueño de DMG, de negociar y coadministrar cuando ninguna institución ha demostrado su culpabilidad?

    Y que tal, como si fuera poco, el rey Salomón enfrentándose al rey Midas, tácitamente lanza un mensaje de que los que no hagan fila en 10 días a partir del día en que se abra la recepción de solicitudes de devolución de dineros, ya no lo podrán reclamar. Es decir, esa platica se perdió. Perdón, no se perdió, quedará en manos de los mismos que ya se llevaron alguna o que cobraron por derecha lo que habían invertido, como sonó en los medios. Pero eso sí, caen los policías del Smad, como obreros de la seguridad del aparato coercitivo del Estado, pero no caen los de más arriba. Vuelve y juega, así sea del Estado, la Ley es para el de ruana. Pero también se perdió la platica que se llevó la DIAN con un negocio que ya el presidente tilda de ilícito y la platica que cobrará el intermediario que la repartirá salomónicamente.

    Tan impotentes fueron las instituciones para tratar este tema, que se tiene que decretar un estado de emergencia social, para modificar el código penal por decreto ley presidencial. Anticonstitucional o no, es un problema y legitima la defensa de de la Espriella que siempre dijo que un vacío jurídico no era culpa de un comerciante que implementaba un negocio no regulado.

    Bien lo dijo, lo que no está prohibido está permitido. Y si la Ley no expresa nada en contra de una empresa con este modelo, es porque está permitido. No es culpa de la empresa que tengamos unas instituciones enquilosadas, unos representantes que engordan de cuenta de nuestros impuestos para pasársela en otros países, en vez de estar legislando. Y que gobiernan desde vehículos blindados a esa ciudad que ven allá abajo desde la Circunvalar en Bogotá.

    Nada más hay que volver los ojos a la legislación en telecomunicaciones, en donde la tecnología avanza más rápido que la norma y donde una empresa de televisión como lo fue TV Cable, no podía ofrecer telefonía, pero las empresas de telefonía sí podían ofrecer televisión. Y ni que hablar de la evasión de impuestos de la venta de Bavaria, que se denunció en algunos medios y se quedó silenciado de un momento a otro. Porque ni Caracol ni RCN se pisan las mangueras cuando de hablar de los dueños se trata.

    Hablemos ahora de las Cámaras de Comercio y de los organismos de control. No sirven más que para cobrar la plata de la constitución y modificación de estatutos. Invito a cualquier colega periodista, a que mañana salga a registrar una pirámide en fachada de comercializadora en una cámara de comercio. No se tome la molestia de pasar los estatutos por las manos de un abogado. Hágalo como quiera. Invéntese los papeles que le pidan. Y en pocos días tendrá una empresa constituida y lo podrá hacer hasta con un domicilio ficticio. Entonces para qué sirve una Cámara de Comercio? Son las páginas amarillas de los registros de las empresas. No sirven para nada más. Sólo para aumentar el aparato burocrático del país.

    Hablemos de la DIAN. Efectivísimos en los últimos años recaudando dineros. Tanto que recaudan dineros del narcotráfico, si es que los del DMG lo son. Lo extraño, es que la empresa es lícita para financiar recolecciones de firmas reeleccionistas; lícita para financiar payasos de la policía, perdón, para la policía; lícita para recibir felicitaciones presidenciales oficiales; lícita para que le cobren impuestos desde la DIAN. Pero ilícita por contratar a más de 4 millones de colombianos con contratos por prestación de servicios, teniendo una nómina como la del Estado, con contratos como los del Estado.

    Y si se está blanqueando dineros de la mafia, pues en realidad es mejor partir gente con
    motosierras que permitirle a un campesino comprar la suya para que la use en lo que fue diseñada. No justifico el blanqueamiento, pero tampoco justifico la impunidad, por ejemplo, de la reparación de las víctimas de los falsos positivos.

    Después del choque de poderes reciente, le escribí al señor presidente diciéndole que no se dejara llevar por las malas asesorías. Que gobernara desde los conceptos de lo público y lo político y no desde lo privado y lo particular. Que no casara peleas innecesarias porque estaba ganándose una reputación de peleador en el pueblo. Que le hiciera caso omiso a las palabras necias. Y aún en mi recorrido por el Putumayo, desde la selva, le escribí otro correo diciéndole la problemática social que se venía de allá, hace más de un mes.

    Porque poblaciones sin desarrollo económico y social en un Gobierno paternalista, son una bomba de tiempo y carne de cañón para los enemigos de la Institución. Me remitieron una respuesta de un asesor, y el asesor presidencial me dijo que me pondría en contacto con el director de Acción Social. Jamás se estableció el contacto. Quizá porque no les interesa cambiar el paternalismo estatal. Valen más los contratos que ejecutan instituciones estatales en las regiones, que lo que cuestan las ayudas que reparten. Quizá ahora sí les interese cuando se dieron cuenta de que no fue suficiente. Pero ya es tarde. En aquel momento, ninguna empresa había quedado mal hablando de las dos principales. Y Uribe se queja, de que los colombianos no le cuentan las cosas que pasan. Pero es que si vive como el último emperador, aislado y protegido por asesores que no lo dejan enterar de nada, qué más se puede esperar.

    Soy maquiavélico para pensar, y creería que la estrategia para tumbar al Gobierno y su supuesta tercera reelección, está movida por líneas titiriteras como las pirámides y las comercializadoras y las que no se han definido, sin decir que sean propiamente las mencionadas, sino refiriéndome mejor a las cientos que han cerrado o se han volado con la plata. En pocas palabras, creo que una oposición oscura con mucho poder económico, no sólo no quiere una tercera reelección, sino que quiere tumbar a Uribe antes del 2010.

    Mejor dicho, creo que se está llevando al Gobierno a una navegación errática por raudalosas aguas turbias no canalizadas para buscar su zozobra.

    Justamente hoy, mientras escribo este artículo, quedó aplazada la decisión sobre la reelección. Y del mismo modo, como lo dice William Calderón, el barquero, en su columna para mañana en Radio Súper, de cada 5 uribistas 4 están dudando.

    Es más, ya quedó en tela de juicio la constitucionalidad de la decisión tomada por el primer mandatario. Al César lo que es del César, se le reconoce toda su capacidad, pero en mi concepto, no es ni Dios, ni César ni gato y está mal asesorado. Qué pasará si se declara inconstitucional la decisión tomada? El revés político no le costaría la cabeza a otro superintendente, ni al rey Salomón el ministro de Hacienda.

    Y más aún, de no irse de para atrás el decreto ley, ya se vería a un Uribe sin apoyo social. Recordemos los 15 mil marchantes del DMG este fin de semana pasado. Los 40 mil de los indígenas y que se espera que lleguen 10 mil mañana a Bogotá. Los otros tantos del DRFE. Los corteros de caña, la rama judicial, etc, etc. Y esta semana, se encontrarán unos cuantos, con seguridad, en la Plaza de Bolívar.

    Ya se vio que de la oficina de Uribe se envió correos felicitando a las empresas del grupo. Así sea por protocolo, es extraño. Ya comienzan a salir a la luz pública los vínculos de los cercanos de Uribe con la empresa. Ya se va a poner en tela de juicio la validez de las firmas que aprobaron el referendo. No lo han dicho, pero no demoran.

    Como en el ajedrez y no por nada apodo a Uribe como el ajedrecista, le hicieron la jugada del calzoncillo al presidente. El calzoncillo, en ajedrez, se entiende como la jugada en la que cualquier movimiento, implica un jaque mate sin salida.

    Si estos negocios continuaban, implicaba un costo político y social alto. Un decreto ley implica un costo político por el riesgo de tenerla que echar para atrás al declararse inconstitucional y además, implicaría un costo económico para la Nación, sin precedentes. De no echarse para atrás la medida y el cierre, el costo social y político es enorme por echarse un pueblo en contra.

    Lo cierto es que llámese como se llame la institución del Estado involucrada, todas pecaron por anquilosadas y paquidérmicas. Fernando Londoño, de la mesa del barquero en radio Súper, lo advirtió a comienzos del año pasado. Pero yendo más atrás en el tiempo, en los 80´s existió un boom de pirámides que debió ser suficiente para que se tomaran las medidas en aquella época.

    Los de la empresa

    Hablemos de tarjetas prepago. Se ha comparado con las tarjetas prepago de telecomunicaciones y otras. Claramente este servicio no funciona así. Tampoco funciona como los puntos de los bancos o de los supermercados. Es diferente, aunque parecido. Ya lo decía el presidente de Fenalco, Guillermo Botero en entrevista con la prensa esta mañana. “Copiaron el modelo, pero lo copiaron mal”, dijo.

    La cuestión es, que los puntos de “rentabilidad” se dan como retribución por la publicidad viral que hace la persona que entrega el dinero y firma el contrato. Digamos que eso lo pudiese cambiar por plata, porque corresponde a unos honorarios proporcionales en cierta medida con el monto que comprometió en compra el usuario o comprador o tarjetahabiente o como se llame. Lo que no es lógico aparentemente, es que se devuelva el dinero que se había comprometido en compra. No obstante, cabe recordar que nadie está obligado a comprar y cabe echarle un vistazo a la normatividad (que es un libro entero) de la Superindustria y Comercio al respecto. Ante la insatisfacción de lo ofrecido, se puede reclamar el dinero a cambio. Otro vacío jurídico? Que lo digan los leguleyos.

    Lo que sí se parece, son rentabilidades superiores a las de los bancos. Compre en octubre y reclame el IVA en noviembre. Recuerdan? Claro, las grandes superficies ofrecen, por comprarles, rentabilidad del 16 por ciento en un mes. Qué banco ofrece eso? Ninguno.

    Ahora, que me digan en qué se diferencia adquirir un bono de regalo y gastarlo con una tarjeta de Puntos Éxito para sumar puntos como el modelo de DMG? La devolución de la rentabilidad y que ésta sea más alta. Claro que lo de la rentabilidad y la devolución del dinero, ya se explicó. Entonces cuál es el ilícito de esta forma? Ninguno veo yo, y no soy abogado. Aunque Botero, como abogado y presidente de Fenalco, me diría sus argumentos muy seguramente. El principal, creería yo pensando en una respuesta de Fenalco, sería la ausencia de una entidad financiera de respaldo.

    Ahora, ante la arremetida de estas comercializadoras, los bancos comenzaron a ofrecer “puntos por todo”. El modelo vuelve y se parece. Y en este caso, se trata de dinero en efectivo. La diferencia está en que los bancos tienen autorización para manejar dinero en efectivo.

    La cuestión, pareciera ser un modelo de negocio intermedio entre el comercio y la banca. Algo así como las EPS que negocian con las erupciones de la piel de los abonados. Si mal no estoy, Coomeva ofrece ahora una tarjeta con la que se puede retirar dinero en efectivo, aunque no me atrevo a hablar del tema porque no conozco el modelo aunque ya vi una tarjeta con banda magnética y a un cristiano que iba a retirar dinero en efectivo.

    Lo cierto, es que la empresa pecó por acomodarse en la marcha en su modelo de negocio. No obstante, no tenía como hacerlo desde antes, por el vacío en la legislación en la materia. Espacio intermedio entre dos superintendencias: financiera y sociedades con sendos incompetentes a bordo.

    Pero es interesante, que al darle la espalda los bancos, además de verse obligados a desplazar su dinero en efectivo, no podrían tener un respaldo de institución financiera para el modelo de las tarjetas. Y ahí, veo un caso de persecución y muerte comercial que debería arrojar otros culpables.

    Los que perdieron o se les congelaron los dineros.

    Crónica de una muerte anunciada. En los 80 se presentó. Pero quizá los incautos de hoy, no vivieron la situación de aquella época. Pero aún así, estaban más que advertidos y seguían jugando como si estuvieran en el casino, queriendo ganar con un alto riesgo de perder.

    Y el resto.

    Pendejos somos los que no invertimos en los pasados 5 años cuando se podía con el aval institucional y se respondió por las utilidades.

    Apreciaciones

    Finalmente, no comparto los negocios ilegales. No estoy de acuerdo con la violación al principio de inocencia. No estoy de acuerdo con el autoritarismo. No estoy de acuerdo con las instituciones anquilosadas. No estoy de acuerdo con las soluciones salomónicas bajo riesgo de un levantamiento civil contra la institucionalidad. No estoy de acuerdo con volver delito en apreciaciones lo que no está tipificado ni normativizado. No estoy de acuerdo con los medios y periodistas que se creen jueces.

    Saludos y gracias por leerme.

    Mauro

    HÉCTOR HERNÁN ECHAVARRÍA escribió:
    12/03/2008 en 3:37 pm

    Que buen artículo Dr. Eugenio, este es un tema que trasnocha a propios y extraños, a unos que quieren que continue disque la excelente gestión del doctor Uribe enmarcada en una seguridad democrática que tiene tapa de oro pero fondo de estaño y de otro lado los que piensan que este ha sido un mal gobierno y quieren un cambio sustancial. No se necesita ser un erudito en la materia para ver en el rostro del presidente la fatiga y el desgaste a que está sometido no sólo él si no también su familia, no podemos olividar las palabras de la primera Dama de la nación “Uribe dijo que no va más y si Uribe lo dijo es por que así es”,pronunciadas a un prestigioso noticiero de nivel nacional,además el mismo Uribe lo dijo “perpetuarse en el poder, es ir en contra de la democracia”,entonces estamos frente a dos cosas: un presidente que dijo que no va más y se sostiene en su palabra o un presidente que ya no piensa para hablar y falta a sus mismos argumentos, lo que muy seguramente nos llevaría a un tercer periodo lleno de equivocaciones, de palabras falsas y de nombramientos politiqueros que desgastan la función publica con los escándalos domésticos, sin que ni siquiera se sonrojen sus protagonistas. en síntesis, pienso que Uribe ha tenido cosas buenas, pero también hay sectores que han sido un fiasco total,por ejemplo que bien luce el ministro de agricultura, pero hay que ver como luce la inversión en el agro a través de las Umatas que cada año ven más recortados sus recursos,altos costos de insumos y reglamentaciones como los de los mataderos que no dan tregua a los pequeños pueblos alejados etc. me parece que es hora de una oxigenación tanto para Uribe como para el país. Sobre los del partido de la “U” y otros no tienen problemas por que muy seguramente crearán el prtido de la “G” o de la “S” u otro por el estilo para poner su mano en el hombro del poder sea cual fuere. Esperemos haber que pasa en el congreso pero Uribe sí debería de mirar con su corazón grande al país y tomar una buena decisión con su mano firme y no seguir haciendo la siesta mientras las corrientes políticas arrastran el barco del poder…

    Juan Esteban Castañeda escribió:
    12/03/2008 en 4:03 pm

    Cisneros 01 de Diciembre de 2008.

    Buenas tardes, veo en el análisis del Doctor Eugenio, un pronunciamiento muy acertado e imparcial, con un tema que no puede ser opacado con asuntos de la cotidianidad del país, como son la pirámides y las inclemencias ambientales, es claro que un error de diseño en la estrategia de la bancada uribista expone sus desfavorables resultados en un proceso que no admite este tipo de equivocaciones.

    Juan Esteban Castañeda

    OMAR ALBERTO CORREA QUINTANA escribió:
    12/03/2008 en 4:11 pm

    un amigable saludo mis respetos, dia a dia lo respeto mas definitivamente un gobernante como usted para mi es insuperable su capacidad su experiencia su sencillez, y una cosa que se ha perdido la lealtad mi admiracion para con su lealtad con guillermo y anival gaviria.

    saludos desde guadalupe lo esperamos dr, prieto le aseguro sera bienvenido. su presencia es grata.

    omar alberto correa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s