Repartir no es concertar‏

Posted on Actualizado enn

En una expresión de eclecticismo, el gobernador Luis Alfredo Ramos mezcló ingredientes de los consejos comunitarios de gobierno del presidente Uribe; de la planeación estratégica situacional, de los acuerdos municipales y de las jornadas de vida, que fueron pilares de los gobiernos de Una Antioquia Nueva. Como resultado de dicha mezcla, surgen los cabildos municipales, que usa para mantener aceitado su electorado y repartir el presupuesto departamental entre sus fieles.

A los consejos comunitarios del presidente Uribe se le pudieran hacer observaciones sobre la calidad de la participación y otros aspectos, pero a pesar de algunas debilidades, han impulsado una nueva relación del Estado con los ciudadanos, que de mantenerse podría conducir a formar verdadera opinión pública y a involucrar a cada vez más ciudadanos y ciudadanas en la construcción colectiva del territorio y del Estado. En su momento habrá de resolverse la pregunta sobre el lugar y representatividad de los partidos políticos, pilares de la existencia de una verdadera democracia, en esta estrategia.

El conocimiento que Guillermo Gaviria Correa ganó cuando planeó la modernización vial con sentido social en Invías, le dio vida a un proceso de diálogo directo de la ciudadanía con el gobierno departamental, que nos permitió hacer un profundo diagnóstico participativo de la situación de Antioquia, a través de la Planeación Estratégica Situacional-PES, análisis que, bien vale la pena recordarlo, mostró la inseguridad, la pobreza, el miedo, la inequidad y el bajo desarrollo humano integral, resultantes del abandono y las violencias que agobiaban el territorio.

Los resultados y saldos pedagógicos del modelo abierto, incluyente y participativo de Una Antioquia Nueva, soportados en la metodología PES, saltan a la vista y son agradecidos en toda Antioquia y reconocidos en los ámbitos nacional e internacional: Responsabilidad fiscal, Maná, Viva, RIA, Educación con calidad, Cobertura total en salud, Plan congruente de paz, Asambleas constituyentes, Acuerdos municipales, son ejemplo de la fuerza política y administrativa de un modelo que potenció el trabajo en red, de acuerdo con las prioridades y demandas ciudadanas en los territorios.

El diálogo permanente, sincero, incluyente con los actores locales y subregionales nos permitió construir colectivamente un modelo de desarrollo regional y local, que comprometió al gobierno departamental y a los actores territoriales, a través de diferentes espacios concebidos como modelo de interacción, para recuperar y fortalecer el tejido social. Uno de esos espacios, las jornadas de acuerdos municipales, poderoso mecanismo de concertación que hacía énfasis en los proyectos que recibían cofinanciación de las comunidades, los que se incluían en los presupuestos municipales y en el departamental, convirtiéndose en verdaderas jornadas de Presupuesto Participativo Departamental, que le confirieron al proceso la legitimidad indispensable para que todos los municipios antioqueños accedieran en igualdad de condiciones al presupuesto de la región. Eso es equidad.

El factor clave de éxito lo constituyó la participación de diversos actores locales: alcaldes, concejales, líderes sociales e institucionales. El proceso fortaleció la participación, deliberación y concertación de los asuntos públicos en los municipios de Antioquia y se gestó la cultura del acuerdo ético-político para potenciar el desarrollo y promover la convivencia pacífica y el ejercicio del buen gobierno. El proceso dejó planes de mejoramiento construidos participativamente, rendiciones públicas de cuentas, pactos de transparencia y presupuestos participativos.

Pues bien, copiar partes del modelo puede crear la apariencia de continuidad en el propósito de impulsar la presencia del Estado en el territorio e incluso podría servir para mostrar una aparente imagen de ciudadanía interlocutora del Estado. Esto, sin embargo, no permite la generación de programas de desarrollo acordados con inteligencia y sentido del bien común. Por el contrario, en convenios como el que se suscribió con la Diputación Foral de Bizkaia y Bilbao Bizkaia Kutxa, BBK, por 4 mil 500 millones de pesos, para el programa que pretende disminuir el impacto social en los municipios de la zona de influencia del Proyecto Hidroeléctrico Pescadero Ituango, se refleja el espíritu del gobierno departamental, al excluir dos municipios del centro mismo de la zona de influencia: Peque y Buriticá; allí, coincidencialmente, el doctor Ramos no ganó.

La apariencia no alcanza a tapar las debilidades del nuevo proceso: los cabildos municipales del actual gobierno departamental no son cosa distinta que una estrategia populista pensada para repartir el presupuesto, usado como botín, a los alcaldes amigos y para aceitar la maquinaría que debe trabajar para mantener el modelo de poder que se fundamenta en la exclusión, la repartija del presupuesto y el asalto a la burocracia para usarla como fortín a favor de los propios. Un viejo modelo politiquero que arrasa la democracia y la ciudadanía y que los antioqueños habíamos comenzado a vencer.

3 comentarios sobre “Repartir no es concertar‏

    Deiby Atehortúa escribió:
    11/23/2008 en 6:21 pm

    Gracias Doctor Eugenio.

    Lastimosamente éste mal se esta irrigando como consecuencia de los politiqueros que al versen derrotados por un modelo ético -político, volvieron a la utilización de la politiquería más baja, con la complacencia de muchos sectores llamados uribistas que utilizan el poder de la popularidad del presidente para hacer y deshacer y por su puesto coayudados por los grandes poderes económicos, y narcoparimilitares para forzar directa e indirectamente el posisionamiento de miembros corruptos y politiqueros dentro de Colombia Democratica , Alas Equipo Colombia entre otros.

    carlos andres echeverri valencia escribió:
    11/23/2008 en 6:23 pm

    Querido Eugenio,
    Es un escrito de esos que me alimentan el impetu para seguir creyendo en Antioquia.

    HÉCTOR HERNÁN ECHAVARRÍA escribió:
    12/04/2008 en 3:50 pm

    QUE GRAN DIFERENCIA!!!! TUVE LA OPORTUNIDAD DE PARTICIPAR EN LA JORNADA DE VIDA EN MI MUNICIPIO (EBÉJICO)CON EL DOCTOR ÁNIBAL Y FUE ESPECTACULAR, EL CONTACTO DEL ESTADO CON LA GENTE FUE EL PLATO FUERTE DE ESTA VISITA QUE INCLUSO TUVO PERNOCTANDO AL GOBERNADOR EN NUESTRAS HUMILDES ALCOBAS, VIGILADO POR EL CARIÑO DE UN PUEBLO A UN MANDATARIO BUENO,QUE UNTÓ SUS LABIOS DEL SUDOR DE LOS CACHETES DE NUESTRAS MUJERES CAMPESINAS Y QUE APRETÓ CON RESPETO Y ADMIRACIÓN LAS MANOS CALLOSAS DE NUESTROS CAMPESINOS, MUY DISTANTE DE LAS JORNADAS DEL ACTUAL GOBIERNO DEPTAL, ESTUVE EN FRONTINO EN UNA DE ELLAS Y PARECIERA QUE TODO GIRARA EN TORNO A UN LIBRETO PREESTABLECIDO POR EL GOBERNADOR Y LOS ALCALDES.LA VERDAD NO LE VIMOS SENTIDO A ESE VIAJE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s