Los votos son el principio, no la democracia

Posted on Actualizado enn

Hace algunos meses leía en el semanario inglés The Economist, el informe: “Los partidos, ¿naves vacías?”, que da un vistazo internacional al menoscabo y necesidad de la política partidaria, intentando responder algunas reflexiones. “¿Están en decadencia los partidos políticos? Y si lo están, ¿acaso importa?, ¿Cómo sería la democracia si no hubiera partidos políticos?”. Sobre la tesis de la decadencia expresa que la gente se aleja cada vez más de los partidos y que éstos tienden a considerar el triunfo en las elecciones su objetivo principal, sin crear grandes movimientos sociales ni respetar una ideología. No obstante, afirma que en todas las democracias dignas, la competencia por ganar la adhesión del electorado y formar un gobierno se lleva a cabo a través de los partidos políticos.

En lo que a América Latina se refiere, estudios similares denuncian la ausencia de tradición o cultura política, enfatizan en la débil institucionalidad del sistema político, resaltan la crisis de representatividad de los partidos, que parecen más instrumentos de representación que escenarios de participación, instituciones con poca credibilidad, cada vez más fuera de la realidad política, muchos de ellos inmiscuidos o relacionados con actos de corrupción.

¿Cuáles serían las respuestas a estás y otras reflexiones, para que nuestro sistema político y los partidos políticos atiendan las responsabilidades esenciales para la gobernabilidad, el fortalecimiento de la democracia, la consolidación de la institucionalidad y el bienestar de los ciudadanos? Muchísimas seguramente, a favor y en contra. Pienso que lo más importante es comenzar a construirlas en deliberaciones y ejercicios abiertos con la ciudadanía. Uno de ellos, indudablemente debe ser la democratización de los partidos.

Los partidos Conservador, Polo Democrático y la U han llamado a los colombianos a elegir sus directorios nacionales y departamentales, en experimento inédito y riesgoso en la política colombiana. Si representa un avance significativo hacia la democratización de los partidos o es simplemente un mecanismo para consolidar los poderes establecidos es una pregunta que sólo se podrá resolver a largo plazo. Mucho me temo que el mecanismo usado para la convocatoria y el que ésta no sea parte de la institucionalidad partidista, pueda conducir a otro fracaso que confirme la desesperanza del pueblo colombiano frente a la política tradicional.

Luis Carlos Galán descolló en la política colombiana por la decisión con la que enfrentó el reto de fortalecer los partidos políticos a través de su democratización interna. Su batalla por la elección de candidato presidencial liberal mediante consulta popular, que fue su carta de triunfo para regresar al Partido, fue la punta del iceberg de su proyecto de democratización de las colectividades. Las consultas internas de hoy parecerían desarrollar el principio inspirado por Luis Carlos Galán, pero el modelo deja inquietudes porque aparece como una opción que los partidos pueden escoger para estimular la competencia electoral y no como una responsabilidad de democratización, en respuesta a una intervención ordenada del Estado colombiano en su empeño de impulsar el desarrollo político del país.

La política colombiana se enfrenta a la urgencia de organizar los partidos, evitar la doble militancia, reformar las organizaciones internas y garantizar la legitimidad de sus actuaciones. Una consulta popular, abierta, no interna, en la que pueden intervenir personas de todos los partidos y que excluye a algunos de su presencia, hace compleja la participación.

Ahora, si la pregunta es si ésta es manera de democratizar la política y ampliar la base ciudadana participante, tendríamos que empezar por reconocer que las propuestas de Luis Carlos Galán fueron presentadas en 1982, cuando todavía eran incipientes los interrogantes sobre la democracia deliberativa y la potencialidad de la participación ciudadana, cuando ella se convierte en discurso. Y no es imprudente recordar que el líder fue asesinado antes del derrumbe del Muro de Berlín y la definitiva transformación de la política.

El principio de la democracia deliberativa reconoce la opinión pública como alma de la política. Inspirado en el concepto de Abraham Lincoln, cuando señaló que “el sentimiento público lo es todo. Con sentimiento público, nada puede fallar. Sin él, nada puede suceder”, David Mathews, uno de sus principales promotores, reclama una democracia deliberativa, en la que se discutan los problemas fundamentales de la vida pública y se busquen acuerdos para resolverlos. El asunto, dice él, es menos emocionante que las elecciones, pero tiene más trascendencia.

La consulta popular tiene espectáculo, emoción y presencia, pero ¿qué tanto tiene de democracia?

Un comentario sobre “Los votos son el principio, no la democracia

    HÉCTOR HERNÁN ECHAVARRÍA escribió:
    10/29/2008 en 8:58 am

    Lo que nos está matando es el inmenso desorden que prima en los partidos, el domingo anterior hubo una inmensa participación de otros partidos que no tenían nada que ver con los de la consulta, pero esto no es nuevo, siempre pasa; lo otro es que la indisciplina interna no es castigada, por ejemplo en Ebéjico el año anterior unos supuestos militantes del Partido Liberal obligaron a unaimnecesaria consulta para elegir candidato a la alcaldía y cuando fueron apabullados en las urnas, salieron corriendo a apoyar al candidato conservador que hoy tristemente rige los destinos de nuestro municipio, sin que hasta el momento hayan recibido sanciones por parte de la dirección Liberal deptal o nacional. Tal vez sea bueno carnetizar y además colocar reglas claras y estrictas para ganar credibilidad que es de lo que carecemos hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s